Subir

Acceso a servicios financieros móviles. Alejandro Alarcón

Alejandro Alarcón
El desarrollo de facilidades de pago a través de los teléfonos móviles presenta una oportunidad para mejorar el acceso y la calidad de los servicios financieros en el país.El ministro Longueira anunció hace unos días que pretendía que los chilenos vayan accediendo a instrumentos de pago electrónico que les permita recibir gran parte de los beneficios sociales del país. Que no lo tengan que hacer en forma presencial, sino que puedan recibir en un instrumento electrónico lo que hoy la modernidad nos está permitiendo.

También agregó que busca una mayor interconexión de las redes que existen en el país. En definitiva, permitir redes que compitan con Transbank. En un próximo artículo nos referiremos en detalle a esta materia.

Sorprende que en el anuncio del ministro de Economía no haya ninguna referencia a los servicios financieros móviles, es decir, a los celulares como medios de pago.

El desarrollo de facilidades de pago a través de los teléfonos móviles presenta una oportunidad para mejorar el acceso y la calidad de los servicios financieros en el país, especialmente en aquellos grupos de la población que ya disponen de telefonía móvil, pero que permanecen fuera de los servicios financieros formales o que tienen una baja intensidad en su uso. Se trata normalmente de sectores de bajos ingresos o que se sitúan en zonas geográficas con infraestructura bancaria insuficiente.

Lo anterior, se complementa con el hecho que la telefonía celular ofrece un nuevo canal de acceso a los servicios bancarios y financieros para los clientes actuales, que no van a necesitar adquirir nuevos aparatos ni acudir personalmente al banco para poder operar sus cuentas.

Chile tiene un elevado nivel de bancarización cuando se compara con otros países de desarrollo equivalente. Sin embargo, la intensidad de uso y la calidad de los servicios son mejorables, para lo cual el camino recomendado es la incorporación de servicios financieros a través de medios móviles.

Longueira ha planteado la intención del Estado de canalizar sus pagos a través de las cuentas bancarias y transferencias electrónicas. Con el objeto de disminuir el costo que tiene el sistema utilizado actualmente (basado mayoritariamente en cheques, vales vista y pagos por ventanilla). Este objetivo de eficiencia en las políticas de pago del sector público debe ser complementado con una estrategia más general de bancarización y acceso a los servicios financieros, lo cual requiere de un enfoque como el planteado aquí.

Para esto será necesario armonizar la regulación del ámbito de las telecomunicaciones con la regulación financiera, a través de la coordinación entre los reguladores o la eventual ampliación del perímetro regulatorio financiero hacia aquellos servicios financieros que pudieran ser ofrecidos por empresas de telecomunicaciones.

Existe abundante evidencia, en Chile y en otros países, que la inclusión financiera de calidad permite reducir los niveles de pobreza, genera empleo, empodera a los individuos, otorgándoles mayores niveles de satisfacción y realización personal, así como mayor autonomía. Es también una herramienta que protege a los grupos más vulnerables de los efectos adversos del ciclo económico. El uso de celulares como medio de pago debiera contribuir a este objetivo poderosamente, porque en Chile hay más celulares que personas.

Alejandro Alarcón
Profesor
Facultad de Economía y Administración
Universidad Gabriela Mistral
Columna publicada en El Mercurio, 21 de Marzo 2013.

Share Button