Subir

ALUMNOS Y ALUMNAS UGM PARTICIPAN EN EL ENCUENTRO CON EL PAPA

JMJ12

Les damos la bienvenida a los estudiantes de la Universidad Gabriela Mistral quienes vivieron la maravillosa experiencia de asistir y participar en la Jornada Mundial de la Juventud 2013, realizada en Brasil. El viaje de esta delegación fue organizada por la Dirección de Asuntos Estudiantiles UGM.

A continuación, algunos de los asistentes comparten sus experiencias:

María José Miranda Valenzuela, 2do año de Psicología
La JMJ marcó un antes y un después en mi vida, fue un conjunto de cosas que hacen que todas las dudas existenciales que nacen en la fe, se me borraran rotundamente. Las palabras del Papa, la cantidad de gente, los cinco continentes reunidos en la Fe dejando de lado sus diferencias y algo tan simple como escuchar el Ave María en africano o en chino! hacen que diga: “es imposible que Dios no este acá detrás de esto”. Estuve a punto de no ir por una enfermedad y por temas económicos, pero si Dios les llama, hagan todo lo que esté en sus manos para responder y no cerrarle la puerta.

Sofia Makaus, 5to año Derecho
Una experiencia increíble que sin lugar a dudas me va a marcar para siempre. El haber escuchado al Papa, haber compartido con otras personas y el haberme encontrado con mi Fe tan profundamente, hacen que Hoy no sea ni pueda ser la misma persona que antes de la JMJ. Doy gracias a Dios por poner en mi camino esta experiencia y a mi familia por permitirme vivirla.

Pamela Méndez, 5to año de Derecho
Fue una experiencia maravillosa, única e irrepetible. Sentir un ambiente lleno de espiritualidad y amor con personas de todo el mundo es algo increíble. Doy gracias todos los días por esta fabulosa experiencia.

Isabel Farías, 2do año de Periodismo
Al bajarme del avión en Río, supe que la experiencia iba a ser muy simbólica, desde el clima cálido y húmedo hasta la cantidad de jóvenes que se veían en el aeropuerto con las mismas ilusiones que yo. Durante los nueve días que estuvimos alojando en la escuela Jockey en Leblon, fue un poco exótico. Nos levantábamos muy temprano, el agua fría era nuestra amiga al despertar, desayunos con jugos típicos de la zona pero eso de alguna u otra forma no importó porque las caminatas al compás de las canciones del encuentro repletaban las calles de Río, ver chicos de diferentes países que con mucho esfuerzo lograron llegar es algo muy gratificante. Los Brasileros, lograron generar una instancia muy amena, su rostro siempre alegre, con ganas de alentar a cada grupo de peregrinos que pasaba por sus calles, demuestra cómo la Fe une y por sobre todo reafirma lo que el Santo Padre nos dejó en sus palabras: ” Id y haced discípulos a todas las naciones”. Los días avanzaron y el ambiente fue especial, “El Movimiento de Vida Cristiana” fue un gran aporte para que este ciclo fuera vivido bajo una mirada eucarística y por lo mismo generó en la escuela un querer permanecer de muchos de nosotros. Agradezco esta experiencia que Dios logró poner en mi vida, son anécdotas y sentimientos gratos y que de alguna u otra forma son parte de mi pilar cómo discípula que busca la paz en la mirada de cada uno de nosotros.

Lars Larsen, 3er año de Ingeniería Comercial
Haber asistido a la JMJ, me ayudó en muchos aspectos, ya sea personales o relacionados con mi fe católica.
Refiriéndome a la experticia a nivel personal, haber visto que más de 2 millones de peregrinos unidos por la misma razón, expectantes de un solo acontecimiento e impulsados a viajar por el mismo hecho, no tiene nombre. Durante los días que duró el viaje, no sólo la JMJ, conocí a mucha gente de diversos países. Con distintas costumbres, raza, y formas de pensar. Pero a la vez, todos anhelando y esperando lo mismo.
Además de haber conocido gente de distintos países, tuve la posibilidad de conocer a un grupo de chilenos con los cuales compartí en todo momento ya que forman parte del MVC, además de participar con ellos en todas las actividades (nos movimos juntos durante todo el viaje). De este grupo de personas conocí distintos testimonios y además de haber entendido distintas realidades, que me ayudan a comprender y a conocer más mi país.
Para cerrar, no quisiera despedirme sin darle las gracias a Dios por haberme regalado esta oportunidad y por haberme hecho entender que el catolicismo hay que vivirlo de forma auténtica y no ser un católico de fachada.

Aileen Gerlach, 4to año de Psicología
La JMJ ha sido la mejor experiencia de mi vida, estoy infinitamente agradecida de Jesucristo por todos los momentos en que sentí su Santa presencia; por llenarme de seguridad, coraje y alegría, para anunciar al mundo el orgullo de ser católica. De que lo más importante en la vida es Dios, ya que nos dirige, nos infunde fuerzas, nos ama sin límites y nos llama a seguir su ejemplo. Lo más maravilloso fue haber podido experimentar la Fe de tantos jóvenes, que dejando de lado las diferencias de todo tipo, clamaban al unísono: “Esta es la Juventud del Papa”.
Creo que con todos los mensajes y los ejemplos de humildad del Papa Francisco se hará una gran revolución en la Iglesia Católica, siendo realmente una Iglesia pobre y para los pobres. Con católicos de corazón, no de “percha”. Gracias al MVC y al lindo grupo de la UGM pude crecer en la Fe y tener el ímpetu de seguir siempre el camino de Dios, en oración y entrega hacia los demás. Todo esto es una gran bendición y al mismo tiempo una gran responsabilidad, que sin duda dará buenos frutos. Por lo que me quedo con el corazón lleno de alegría y con la tarea de “Ir y hacer discípulos en todas las naciones”.

Carlos Zamalloa, Coordinador de Asuntos Estudiantiles UGM
Para mí la experiencia del viaje fue una ocasión de ver a una Iglesia renovada en la Fe, una Iglesia viva, capaz de dar testimonio de Jesucristo en todo en mundo y ser protagonistas del cambio. Fue muy grato para mí ver el testimonio de los chicos de nuestra Universidad, pues cada uno de ellos apostó por ir a esta peregrinación sin conocer al resto del grupo pensando en el sentido propio del viaje, que era el del encuentro con Dios. Por ello he sido fiel testigo de que lo que fueron a buscar lo encontraron en esta Jornada, y así han dado un primero paso de compromiso importante en la misión a la cual el Papa Francisco nos convocó en Río: Id y haced discípulos a todas las naciones.

Share Button