Subir

Básquetbol Adupri: La Mistral se viste de Campeón

En una de las jornadas más esperadas de la liga de baloncesto masculino, la UGM derrotó a la U. Mayor por 57 – 49, quedando como único puntero y a sólo una fecha del término de la primera rueda.

Víctor Andrés Löhr Rodríguez

Las graderías del gimnasio de la Universidad Diego Portales estaban llenas de hinchas que esperaban ansiosos el inicio de “la final anticipada”, protagonizada  por la Universidad Gabriela Mistral y la U. Mayor, ambos punteros invictos del torneo.

Desde el inicio los pupilos de la Mayor, dirigidos de José Campusano se mostraron nerviosos y a la espera del ataque mistralino, lo que se reflejó tempranamente en el marcador. No obstante, lograron soltarse lo necesario para mostrar un juego más fluido y así acortar la desventaja, concluyendo 11 – 7 el primer período.

Pero a partir del segundo cuarto, el trámite del partido cambió drásticamente, ya que ambas escuadras comenzaron a arriesgar más, con salidas rápidas y tácticas muy bien aplicadas en todos los sectores de la cancha. Sin embargo, el gran esfuerzo hecho por los jugadores no daba muchos frutos en el marcador, debido a la tensión reinante que impedía la ejecución perfecta de los lanzamientos.

Ya en el tercer lapso, la guerra estaba declarada y el partido se transformó en un ir y venir de dobles y triples por parte de los protagonistas. Pero cuando sólo restaban tres minutos para el final del período, una serie de torpezas cometidas por la defensa UGM, hicieron que ésta quedara a solo dos puntos arriba de su rival, desatando la ira del técnico mistralino, Edgardo Tadic, que se paseaba por el borde de la cancha tratando de encontrar una solución.

Una vez comenzado el período final, la UGM parecía haber encontrado nuevamente la concentración necesaria para volver a tomar las riendas del partido. Pero, poco a poco, los errores en la entrega del balón y la desconcentración a la hora de marcar, llevaron que a sólo seis minutos del término, los de casaquilla verde-amarilla pasaran por primera vez arriba en el marcador 42 – 43, desencadenando la frustración del entrenador de la UGM.

Ante la desesperación de verse abajo en el tablero electrónico, los blancos cayeron en el juego brusco y comenzaron a reclamar todos los cobros del árbitro, que a sus ojos eran injustificados. Sin embargo, el partido se enfrió cuando Tadic pidió tiempo para organizar la última táctica y tirarse con todo dentro de la cancha. “Cuiden el balón, muéstrense y hagan pases frontales simples. No pierdan la pelota por tonteras y no caigan en el foul”, exclamaba.

Es así, cuando a menos de un minuto del final del cotejo, la Mistral comienza a atacar con oficio y buenas jugadas que descolocaron al quinteto de la Mayor, dejándolo otra vez abajo y concluyendo 57 – 49.

Francisco Cabezas, el 11 de la UGM, cree que “en el comienzo hubo una mala disposición, en el sentido en que el entrenador nos motivó bien, pero el equipo no actuó de acuerdo a las indicaciones dadas por el entrenador. Pero cuando nosotros empezamos a tomar el ritmo del partido, en ningún momento pensé que el resultado se nos iba, porque siempre fuimos mejores y siempre fuimos nosotros los que llevamos la pauta del partido”, señala eufórico rumbo a los camarines.

Para el DT de la Gabriela Mistral, Edgardo Tadic, fue un partido complicado debido a la ausencia de tres piezas fundamentales en el equipo. “Creo que planteamos el partido tácticamente súper bien en la parte defensiva y a la U. Mayor le costó porque en ningún momento se sintió cómoda con la defensa que le hicimos y eso nos dio opciones de tener más la pelota y poder equivocarnos en el ataque sin que implicara mayores problemas para nosotros”, comenta ya más tranquilo en los vestuarios. Además, concluye que “hubo momentos en que nos quedamos sin gol porque Schuler salía a jugar afuera, nos desordenamos y porque ellos (los de la U. Mayor) jugaron bien, no nos dieron espacio para penetrar, pero ya al final ellos se abrieron lo necesario para pudiéramos hacer los puntos”.

Por último, el técnico de la Universidad Mayor, José Campusano, se sintió satisfecho con el rendimiento de sus pupilos. “Estos partidos son, netamente, tácticos. Creo que ambos equipos son muy parejos y debo reconocer el mérito de ellos (UGM) de haber planteado una defensa que jamás imaginé que iban a platear. Los dos equipos tienen jugadores de muy buen nivel técnico y la lógica era marcar individual y la mixta y la zona me sorprendió en un momento dado y creo que es mérito de ellos”, explica.


Desde los primeros minutos la Mistral, de camiseta blanca,  tuvo un claro dominio del balón, lo que provocaba el desespero de sus contrincantes. Francisco Cabezas: uno de los mejores de la cancha.

La defensa mistralina casi siempre se mantuvo bien parada y dejaba muy pocos espacios para el ataque de los verde-amarillos.

Share Button