Subir

China sera cada vez mas un importante Inversionista Mundial.

El espectacular desarrollo de China, con un crecimiento económico promedio cercano al 10% en los últimos treinta años, originó profundos cambios en la estructura económica del país, generando en particular nuevas necesidades energéticas y de materias. Y aun cuando este crecimiento se ha desacelerado a un 7, 9%, hoy, dichas necesidades persistirán por la
parte china, para seguir alimentando su ritmo de desarrollo, y están en el sector del gas natural, la minería, la agricultura, el petróleo, mediante la adquisición de activos en el exterior importantes, donde China ha dirigido sus inversiones, fuertemente apoyadas por el Estado. Ellas han sido las mas importantes y polemicas, generando incluso conflictos
diplomáticos, principalmente a través de fusiones y adquisiciones de empresas del sector, o mediante la adquisición de activos en el exterior. No es de extrañar entonces que la minería y la siderurgia hayan sido los principales sectores donde se ha dirigido la inversión china en el mundo, y que sean las empresas especializadas en esos campos las más importantes
inversoras en el exterior. Africa ha sido un continente donde China ha invertido en materias primas, a cambio de proyectos de desarrollo.
El proceso de fusiones y adquisiciones en el exterior por parte de empresas chinas lo vemos también en otros sectores y con otros objetivos. En algunos casos, lo que buscan las empresas chinas es adquirir marcas de prestigio internacional, acceso a nuevos mercados, a tecnologías y métodos de producción y administración modernos. Algunos de lo ejemplos
más claros de esto están en la compra por el fabricante chino Lenovo de la división de ordenadores portátiles de IBM, o las operaciones de compra por parte de empresas chinas de importantes compañías del sector del automóvil como Rover o Volvo. Por último, aparte de las operaciones empresariales, China también está realizando inversiones exteriores a través de su principal fondo soberano de inversión, “la China Investment Corporation” (CIC). Este organismo fue fundado en el año 2007 como inversor financiero institucional, con un capital de 200.000 millones de dólares, con el objetivo de
diversificar las inversiones en el exterior y sacar mayor beneficio a las ricas reservas de divisas del país. China no es solamente la gran tenedora de los bonos del tesoro de EEUU, ahora con la crisis de la Eurozona, ha invertido en dicho continente también.

En el caso de América Latina, la inversión productiva de China se ha dirigido principalmente a Brasil, Perú, Argentina, México y Venezuela, siendo la energía y la minería los principalessectores receptores.
En Chile, la inversion extranjera es muy reducida (menos del 0,12% del total de de las inversiones extranjera en Chile)), pese a que se ha firmado un acuerdo de inversiones ampliando el TLC existente con China, y a que ahora la relación bilateral se ha calificado de estratégica. Chile desea incentivar la inversión china, a través de la creación de un Foro
de Inversión Chile-China, producir mas información, ya disponible en el Comité de Inversiones Extranjeras, crear mecanismos de dialogo económicos bilaterales. Los chinos prefieren invertir en materias primas y energias y en proyectos a largo plazo, pero aun falta mayor conocimiento de la cultura china y viciversa, conocer las diferencias locales y contar con socios locales, aprender del marco económico, juridico e institucional del Chile. Aun cuando existen solicitudes de inversiones chinas en nuestro país, ellas no se han materializado aun. Las inversiones de Chile en China también son reducidas. Basicamente pocas empresas chilenas se atreven a realizar negocios a largo plazo, que implican un conocimiento profundo de esta potencia económica y mundial.
Lo que es una realidad es que habrá que acostumbrarse y no sorprenderse de encontrarse a las empresas y a los capitales chinos jugando un papel cada vez más importante en la economía global.
Cuando antes el mundo exterior, las administraciones y las empresas sean conscientes de este nuevo papel de China y de todas sus implicaciones políticas, económicas y diplomáticas, mejor podrán adaptarse y prepararse para este nuevo fenómeno y tomar las medidas necesarias para convivir con él. Chile no estará ajeno a ello y debe prepararse.

Veronica Neghme Echeverria
Directora Ejecutiva
Instituto de Estudios del Pacifico y del Indico
UGM
250
Publicado en Diario Financiero, 11 de marzo 2013

Share Button