Subir

Columna de Opinión: "NUEVA CARA DEL MUNDO UNIVERSITARIO"

romo_alicia

Columna de Opinión publicada en La Segunda el pasado miércoles 5 de agosto, en relación al Mundo Universitario:
Que grata sorpresa, encontrar una fotografía de nuestro mundo universitario, en la que aparecen dos rectores de universidades tradicionales y tres de planteles privados.
Pareciera una señal captada por La Segunda del día 30 de Julio, que debiera comenzar a proyectar una realidad que la sociedad no ha terminado de reconocer ni valorar en toda su dimensión.

La presencia de lo privado en el mundo de la educación superior, cuestionada y generalmente poco reconocida, es un fenómeno que no beneficia al país y desvirtúa el debate en relación con la educación en general y con la educación superior en particular. Ignorar el esfuerzo que, por veintinueve años, han hecho las nuevas universidades para acercar la cultura y la formación profesional a un número creciente de personas, ha sido un error de múltiples consecuencias. En primer lugar, y desde la creación del nuevo sistema en 1980, jamás se debió haber cometido el error de dejar fuera de la comunidad universitaria oficial a los nuevos planteles privados. El Consejo de Rectores tuvo que ser ampliado a todas las instituciones que obtuvieran el reconocimiento oficial para llamarse universidades.

La razón de tal omisión, fue el crédito universitario, cuyo monto no se quiso compartir, a pesar del derecho que la ley otorgaba a todas las instituciones. Este, y otros problemas relacionados con los recursos, están dado lugar a situaciones como las conocidas últimamente, donde iniciativas de nuevas agrupaciones no ven la luz porque nacen carentes de claridad en sus objetivos y son arbitrariamente discriminatorias, entrampándose en la pugna de intereses.

Por eso, se debe reconocer que no se puede analizar el sector universitario con visiones estrechas; hace falta amplitud para conocer su realidad. Situaciones como: el fin de lucro, la acreditación voluntaria, la simple docencia y otras, son cuestiones importantes a discutir por todo el sistema. Las omisiones empobrecen y distorsionan, generando una desinformación, que comunica una falsa visión de la realidad. Por otra parte, el uso y valor que se otorga a las encuestas, como pretendido factor objetivo que mide comparando elementos que, por naturaleza, tamaño antigüedad y otros factores, son diferentes, no sólo confunde, sino causa daño al prestigio y nombre de instituciones ubicadas en un ranking que no correspondería a una real y propia comparación.

ALICIA ROMO ROMAN
Rectora
Universidad Gabriela Mistral

Share Button