Subir

COLUMNA EJECUTIVA EN ESTRATEGIA

Este 23 de noviembre apareció publicado la columna del académico de la Facultad de Economía y Administración, Patricio Reyes acerca de los Valores Humanos Sin Fronteras:

El fútbol, que en Chile y el mundo ya es una actividad empresarial, no está ajeno a principios y valores que garanticen su eficacia
bajo estrictas normas de comportamiento personal y sean un modelo ético para los que están desarrollándose. Así fue antes, pero hoy en día ha sufrido cambios que no son sino consecuencia de actos humanos, que también se manifiestan en otros sectores de la actividad nacional, que perjudican su imagen, no obstante su alta aceptación y popularidad, hasta llevarlo a límites de la indecencia.
Nadie está hoy ajeno a lo que sucedió con ciertos ex integrantes del seleccionado de Chile y sigue siendo tema de conversación
y hasta de discusión, porque también ha estado en análisis el resultado del equipo en la cancha y, por eso, han surgido algunos
críticos de la drástica, y a mi juicio acertada medida adoptada por el Director Técnico, que marginó a quienes no respetaron normas básicas de conducta.
El directivo responsable de cualquier actividad, que no tiene claras las reglas o no las hace cumplir, es un mal directivo, y si actúa
al margen de ellas permitiendo conductas reñidas con los valores humanos que deben imperar en toda organización, no debe estar ahí e inclusive comparte su responsabilidad con quienes lo nombraron en el cargo, por no haber advertido su falta de impecabilidad.
Me preocupa profundamente, aunque no me sorprende, que haya quienes estén hoy defendiendo aún a los infractores y atacando la decisión del que adoptó la medida, que es un ejemplo de liderazgo valórico, porque actuó de inmediato como es su deber, sin detenerse a pensar que con esa medida podría afectar su propio cometido como Director Técnico, ya que ponía en riesgo los resultados de la importante misión que estaba a sólo horas de cumplirse.
Quisiera que otros directivos de empresas, actuando como reales líderes, siguieran este ejemplo, que deja una huella indeleble
de respeto a principios que nunca debieran ser transgredidos, porque son universales…son valores sin fronteras.

Share Button