Subir

Columna en DF

Institutos-Estudios-Pacifico-Indico

El pasado 7 de Febrero se publicó en DF la columna escrita por Jorge Martínez Busch, Director del Instituto de Estudios del Pacífico e Indico UGM:

MAGALLANES
La historia es fundamental para observar cuáles han sido las mejores políticas públicas. Su aplicación y los resultados que de ellas se han obtenido, es una señal de cuán real han sido sus formulaciones para congeniar el entorno geográfico con el desarrollo material y personal de los habitantes de cada región de Chile. Esto afecta principalmente a nuestro territorio en donde, en los extremos de un núcleo central, se extienden a gran distancia, dos polos que necesariamente tienen que desarrollarse casi en forma independiente. Al estar alejados de la zona central, están sometidos a presiones externas, que los hacen más débiles por estar aislados del núcleo principal y si agregamos la distancia y el clima, aspectos que son agravados por la poca densidad poblacional, tenemos configurado un cuadro de debilidad que hay que corregir de alguna manera. La economía choca con la política cuando se dice que no debe haber situaciones de excepción en el diseño de la legislación y de las normas que se deben aplicar a las zonas extremas, debiendo ser éstas lo más similares a la aplicada al resto del país. Hoy hay excepciones a esto en Magallanes, pero la práctica ha señalado que no son suficientes para impulsar un desarrollo sustentable que le dé a la región, relativa auto suficiencia. Este fenómeno se viene observando desde los primeros años del siglo XX cuando se abre el Canal de Panamá y le quita al Estrecho, su condición de paso oceánico exclusivo entre el Atlántico y el Pacífico. Magallanes ha tenido una serie de desarrollos fallidos, algunos por causas ajenas a la voluntad de sus habitantes y otros por falta de continuidad en los esfuerzos para avanzar en construir cimientos firmes que soporten el paso del tiempo con sus cambios en las tecnologías y de las demandas. La condición geográfica no cambiará, el número de sus habitantes aumentará lentamente, el clima será siempre duro y muy diferente al resto de Chile y para las personas será siempre comparable el esfuerzo nacional con el que desarrolla Argentina en hacer atractiva la Patagonia. En esto, hay una visión geopolítica muy clara del vecino; hay que hacer importante para el futuro el propio territorio. Y porqué nosotros no tenemos la misma visión?. Se ha dicho que son consecuencia de visiones ideológicas de años pasados de Chile. La reacción de la ciudanía ante ciertas medidas económicas que las autoridades centrales dejó pasar, demuestran que además hay que realizar un esfuerzo de integración enérgico y fuerte de ciertos valores de la ciudadanía. Mirado desde la distancia, los acontecimientos de Magallanes señalaron que en alguna medida el necesario conocimiento del medio local no estaba presente para la formulación de las soluciones iniciales, evidenciando una vez más la necesaria unión entre el conocimiento del medio físico y la gestión política que se aplica ante determinada situación. La sensibilidad ante la falta de comprensión, producto del aislamiento, es un elemento a considerar de mayor peso que en el resto de Chile, algo que debe tomarse en cuenta en las relaciones entre las autoridades centrales y las personas de las regiones extremas. Esta empatía solo la da las vivencias en la región y el permanente diálogo entre las partes.
Jorge Martínez Busch. Director del Instituto de Estudios del Pacífico y del Índico. Universidad Gabriela Mistral.

Share Button