Subir

COLUMNA EN DF

Veronica-Neghme-1
El pasado miércoles 3 de Agosto aparece publicado en el Diario Financiero la columna escrita por Verónica Neghme, Directora Ejecutiva del Instituto de Estudios del Pacífico e Indico de la Universidad Gabriela Mistral, sobre “LA IMPORTANCIA DE COREA DEL SUR PARA CHILE”.

La política de Chile en Asia ha estado centrada principalmente en Japón- país con el cual ya tenemos 110 años de relaciones diplomáticas, con China- cumplimos 40 años y con Corea, con el cual cumpliremos el próximo año 50 años de muy buenos vínculos. Con la firma del TLC con este país- que fue el primero con Asia y el primero para Corea, el comercio exterior se quintuplicó (está alcanzando los 10.000 millones de dólares). Ahora, Corea tiene una visión más integral de lo que pudieran ser los lazos recíprocos, llevándolos más allá de una vinculación de intercambio comercial en donde ellos tiene mucho que ofrecer de provecho para Chile: más cooperación en el desarrollo de energías renovables, mayor comprensión e intercambio cultural- académico- educacional, investigaciones conjuntas en Tecnologías de la Información y su aporte en tecnología para la construcción.
El Presidente Lee de Corea ha estado a punto de visitar nuestro país, pero la dinámica interna coreana no ha hecho posible esta visita y además, en Chile, pareciera que no se ha internalizado su relevancia en términos de lo que es la onceava potencia económica en el mundo, líder en TI y con excelentes resultados en las mediciones de educación. Cómo este país se levantó de la guerra en las últimas décadas invirtiendo fuertemente en educación para sus habitantes, innovando y creando productos cada vez más sofisticados, registrando 7.500 patentes al año, y llegando a tener un producto interno per cápita de unos 27.000 dólares por año, es algo a lo que debiéramos prestar mayor atención y aprender de ellos. Corea es un país con una identidad propia dentro del Asia, que ha recibido las influencias confucianas desde China, pero también se ha insertado con rapidez y audacia en la globalización, abriendo su economía y aumentado su competitividad. En la actualidad, el gobierno coreano está desarrollando una estrategia de aumentar la investigación y desarrollar las energías renovables, reducir la emisión de gases y fomentar el desarrollo de las PYMES. Ello, junto con la experiencia educativa- en particular en matemáticas y en TI, para Chile serían aportes importantes para nuestro desarrollo. No podemos seguir basando nuestro modelo casi exclusivamente en la exportación de cobre. Para ser una potencia alimentaria, para exportar servicios, necesitamos más y mejor educación, más innovación, más creatividad, repensando un modelo de desarrollo futuro que tome en cuenta estas capacidades, aprendiendo de Corea. Los sectores con más oportunidades de negocio en Corea del Sur son precisamente los agroalimentarios (en donde se espera perfeccionar el TLC), las energías renovables, la logística y la defensa. En el sector alimentario, Chile produce justamente aquello que Corea requiere: aceite de oliva, carnes ( exporta cerdo), vinos ( que ya se conocen en Corea). La entrada en vigencia de un TLC entre Corea del Sur y la UE va a aumentar el comercio entre ambos y posiciona a Corea en un mercado cuyos productos compiten con los de Chile. Corea está firmando muchos TLC con varios países y zonas geográficas y aunque Chile fue el primero, debemos consolidar nuestra posición allí. En este tema, es necesario conocer los cambios de estilo de vida y de hábitos que se han producido en Corea, por la globalización (interés en los teléfonos inteligentes entre los hombres jóvenes, en autos, TI, electrónicos, en comida, viajes, vino, café, todo ello revela un rápido cambio cultural y de estilos de vida). Queda además potenciar las inversiones y aún cuando el gobierno de Corea piensa que ha llegado el momento para ello, faltan iniciativas por parte de Chile. Es más, el gobierno coreano ve a Chile como una posible plataforma de servicios para Asia, pues ellos no tienen mucha experiencia ni conexión con la región, siendo Chile para Corea un país con reglas estables, un modelo en América Latina.
En conclusión, sería altamente beneficiosa una visita del Presidente de Corea Lee Muyn Bak a Chile este año, ad portas de la celebración de 50 años de buenas relaciones, pero que podrían ser más profundas y más provechosas para el desarrollo de Chile.
Verónica Neghme E.
Directora Ejecutiva
Instituto de Estudios del Pacífico y del Indico
UGM



Share Button