Subir

COLUMNA EN DIARIO ESTRATEGIA


En el Diraio Estratregia del 8 de noviembre, aparece publicada la columna ejecutiva del académico de la Facultad de Economía y Administración, Patricio Reyes acerca de la Responsabilidad Social.
Tiempo atrás visité en Santiago una prestigiosa empresa multinacional, y tuve la oportunidad de enterarme de un hecho que
relataré como notable ejemplo de responsabilidad social. En la conserjería me recibió una persona minusválida, quien muy atentamente me invitó a tomar asiento en la sala de espera, mientras avisaba a quien correspondía atenderme.
A los pocos minutos se acercó otra persona, conduciendo su silla de ruedas y me brindó una cordial bienvenida, invitándome a seguirla. Llegamos al ascensor, que ella misma llamó oprimiendo el botón y a los segundos se abrió la puerta de éste, en cuyo interior otra persona en silla de ruedas me invitó a pasar para conducirme al piso correspondiente.
Hasta ahí todo era muy sorpresivo, novedoso y aparte de responder a los amables saludos y gentilezas, yo no pronunciaba palabra. La misma persona me acompañó hasta la oficina donde me recibiría mi anfitrión. La otra la reemplazó en el ascensor.
Efectivamente, éste se acercó a la puerta y me hizo pasar para iniciar nuestra conversación. No pude dejar de comentarle positivamente lo que acababa de presenciar, porque no obstante mis visitas a diversas empresas nunca había visto algo similar. Su respuesta fue simple y directa: es la forma, entre varias, en que cumplimos con nuestra responsabilidad social, ayudando con empleo a quienes en otras organizaciones no son considerados. Estas personas, me dijo, ayudan a desarrollar un clima grato en la empresa,
nadie se atreve a quejarse ni a criticar libremente ante la alegría que ellas proyectan y que, “como pudiste notar, siempre se las
ve contentas”…como pude observar.
Gran ejemplo de responsabilidad social y de respeto a los valores humanos, de interés y ayuda hacia quienes no siempre tienen la posibilidad de sentirse como seres iguales a todos. Sé que hay empresarios que se ocupan de varios detalles que involucran tanta humanidad, pero ésta es una muestra diferente de aprecio a la persona, que podría ser imitada por muchos más.

Share Button