Subir

Columna en Estrategia: Valores Humanos …¿Quo Vadis?

Patricio Reyes

Cuando decimos que en Chile hay poco respeto a los valores humanos duele, pero hay que decirlo porque hemos caminado para atrás en las últimas décadas. Basta citar algunos ejemplos. Un diputado es sorprendido por segunda vez conduciendo en estado de ebriedad y se niega a pruebas de alcoholemia. Un senador de vasta trayectoria política, dice que la ministra secretaria general de Gobierno está influida por ideas nazis… ¡qué penosas lecciones para la juventud! Representantes de la Concertación hacen una oposición de zancadillas al Gobierno para impedir que logre resultados exitosos como los demostrados a la fecha y pretenden enlodar la gestión del Presidente, que ha probado con hechos que para gobernar en forma eficiente no se requiere ser únicamente político, pues un empresario competente también puede conseguirlo y en menor plazo.
En otros planos del diario vivir observamos también ejemplos de esto. Las autoridades encargadas del control de Policía Internacional en el Aeropuerto Internacional de Santiago, con frecuencia tratan sin respeto a cientos de pasajeros que intentan ingresar al país, destinando un mínimo de personas en las casetas de revisión de documentos, provocando atochamientos increíbles y proyectando una pésima imagen. Dentro del mismo recinto, funcionarios inoperantes, mal vestidos y de criticable trato verbal, atienden los controles del SAG como si todos los pasajeros fueran sospechosos comprobados de ingresar productos prohibidos, e impiden su fluido tránsito.  Algunos funcionarios de hospitales, policlínicos públicos e inclusive clínicas privadas, que más parecen formados en conductas de inhumanidad, causan malos ratos a los pacientes en lugar de una buena atención dada su condición de enfermos y son un deplorable modelo de relaciones humanas. Algo ocurre en nuestra cultura, que contiene valores sólidos, pero que no se están respetando. Así, ¿adónde vamos?

Publicado el 26 de noviembre de 2010

Share Button