Subir

Columna: Los Agoreros

Patricio-reyes

Los agoreros aseguran que Chile no está bien y pretenden hacer creer que lo blanco es negro, que lo recto es curvo y que lo bueno es malo.

Chile es país de personajes muy diversos, lo que lo hace más atractivo, tal vez porque en la variedad está el gusto. A nivel del mundo empresarial y por los vaivenes que siempre le afectan, podríamos decir que existen clasificaciones, como por ejemplo la que lo divide entre optimistas y pesimistas y otra, que distingue entre realistas e idealistas.

Ante la campaña electoral en curso ha aparecido otra gama: los agoreros, a veces mal llamados expertos “cientistas políticos” que se dedican a hablar como si fueran ilustrados líderes de opinión o como si tuvieran varita mágica, bola de cristal o la máquina del tiempo para visitar el pasado y el futuro.

No hay que ser especialista para entender que Chile ha avanzado en los últimos tres años, pero que los afanes de un conocido sector político tratan de enlodar todo, no obstante que un inmenso sector ciudadano quiere y espera lo mejor para el país, dentro del cual están las empresas, que dan trabajo y hacen disminuir el desempleo y ayudan al progreso económico y social.

Aunque el país marcha en buen pie, por la eficiente gestión de las autoridades, gran cantidad de agoreros se ha sumado a una campaña de desprestigio y como les faltan argumentos, acuden a viejos ardides, como el golpe militar y los ya manidos derechos humanos, mediante repetitivos videos y comentarios de prensa para confundir a la opinión pública y dividirla más.
Cual adivinos, ilusionistas o intérpretes del horóscopo, los agoreros aseguran que Chile no está bien y pretenden hacer creer que lo blanco es negro, que lo recto es curvo y que lo bueno es malo. Mi padre habría dicho de ellos: se acabarán las piedras…pero los tontos no.

Columna Publicada en Diario Estrategia
10 de septiembre 2013

Patricio Reyes B.
Académico Facultad Economía y Administración
Universidad Gabriela Mistral

Share Button