Subir

Columna: Mes de expectativas. Patricio Reyes.

Patricio Reyes
Buen momento para reflexionar en los planes personales, que también requieren de análisis.

Iniciamos el año y renacen los planes y proyectos a todo nivel, que más allá de las ansiadas vacaciones a que todos aspiramos, representa una instancia de revisión de lo pasado, ya sea para obtener un mejor resultado, corregir errores o crear nuevas opciones de desarrollo personal y profesional que amplíen el espectro de acción, es decir, hacer cambios para mejorar, que es deber de todo ser humano.

Los poderes públicos analizan su gestión, las autoridades de gobierno en particular preparan sus acciones para enfrentar el futuro inmediato y concretar sus planes antes de las próximas elecciones; los empresarios revisan números, organización, estrategias, mientras los establecimientos educacionales se esmeran en mostrar, con mayores atractivos, programas de admisión para captar más alumnos y ascender en el ranking de las preferencias.

Es un mes de aparente tranquilidad, porque en la ciudad se observan menos gente y vehículos en las calles, no hay estudiantes circulando, de hecho, muchos trabajadores ya están en vacaciones; pero dentro de las instituciones y entidades la operación es ardua, es lo que no se ve a simple vista. Es como el caso de las hormigas obreras, que continúan su bregar sin descanso.

Buen momento para reflexionar en los planes personales, que también requieren de análisis, pues el cambio que se haga en cualquier ámbito de actividad siempre será reflejo de lo que la persona decida realizar en sí misma. ¿Qué puedo hacer para aportar más a mi familia? ¿Cómo puedo ser mejor en mi trabajo, en mi equipo? ¿Qué haré para ayudar al desarrollo cívico y cultural de mi país? ¿Cómo ser mejor persona?

Aprovechemos enero…pensemos en el cambio propio.

Patricio Reyes
Académico Facultad Economía y Negocios
Universidad Gabriela Mistral
Publicado en Estrategia

Share Button