Subir

Columna: Profundización de la política al Asia, tarea del nuevo gobierno.

Verónica_Neghme

Este Instituto ha cumplido 32 años estudiando la inserción de Chile en las diversas cuencas de Océano Pacífico y del Índico y el espacio que ellas nos brindan para nuestro desarrollo. Así, hemos realizado numerosas mesas redondas, seminarios, cursos de pre grado y especializados, publicaciones y escrito en este espacio invaluable que nos brinda este medio, para insistir, como lo hemos hecho reiterada y sistemáticamente, en la relevancia que adquieren nuestros vínculos con Asia Pacifico. En particular, con los países emergentes y potencias económicas del Asia y más recientemente, valorando la iniciativa del Pacifico Sur con la puesta en marcha del esfuerzo de integración profunda de la Alianza del Pacifico. Este fue el primer Instituto de una Universidad privada que se dedicó a difundir con paciencia y también con pasión y perseverancia estos temas, en momentos que ellos parecían algo ajenos o lejanos de nuestra realidad. Luego, vinieron otras iniciativas público-privadas, con la que hemos mantenido relaciones estrechas, todas coincidiendo con un mismo objetivo: apoyar la política de Estado de Chile al Pacífico.
Es notable que la política de Chile al Asia no radique solamente en el Ejecutivo a través de su Cancillería, sino que hayan sido otros actores, como el Congreso, los centros de estudio de diversa naturaleza, los que se hayan preocupado del tema. En intercambio de ideas, existe la percepción que el nuevo gobierno que asuma en Chile, tendría que profundizar nuestros vínculos con el Pacífico, en particular con las potencias y poderes emergentes del Asia y preocuparnos de pensar en un símil al Libro Blanco que lanzara el gobierno de Australia en 2012, respecto del Asia. Allí, se hace expresa mención al hecho que Asia será el motor económico del mundo, convirtiéndose en el mayor productor de bienes y servicios del mundo, y el mayor consumidor. Alude al hecho que Asia es el continente más poblado del mundo y en el futuro, contará con la mayor clase media y ve todas estas realidades como una oportunidad para Australia, consciente que las relaciones entre los futuros grandes poderes, esto es , China, EEUU, India y Japón, serán cada vez más competitivas. Formula políticas concretas frente a este escenario.
Cierto es que Chile no es Australia, y que tenemos una distancia geográfica mucho mayor de los futuros centros de poder. No obstante, sí poseemos una expertise de años de vinculación, relaciones económicas materializadas en Acuerdos de Libre Comercio y de amistad, inserción en organismos intergubernamentales como APEC y también multilaterales con los futuros poderes que nos distinguen como país serio y confiable en el mundo asiático. Pero necesitamos profundizar nuestros vínculos de todo orden: a nivel multilateral y bilateral, con iniciativas coordinadas entre el sector público, empresarial y académico y que propendan a nuestro desarrollo. El próximo gobierno que asuma en Chile debería estar preparado para abordar esta necesaria segunda fase de profundización de nuestros vínculos con la Cuenca del Pacífico y con Asia, buscando mecanismos de diálogo, y de interacción permanente con todos los actores involucrados.

Verónica Neghme E.
Directora Ejecutiva
Instituto de Estudios del Pacífico y del Índico

Publicado en Diario Financiero el 21 de Agosto 2013

Share Button