Subir

COLUMNA UGM EN DF

Veronica-Neghme-1

Este miércoles apareció publicada la siguiente columna en DF:

PAPEL DE LAS NUEVAS TECNOLOGIAS DE LA INFORMACION EN LA POLITICA

Los recientes comentario asociados a  la crisis que  atraviesan  países  geopolíticamente  claves del Medio Oriente como  son Egipto, Túnez, Libia, parecen atribuir un rol clave en el derrocamiento de  presidentes al uso de las redes  sociales y a las nuevas tecnologías de la información, en  países donde las redes  han sido proscritas o censuradas  y en una región  donde existen disparidades   tanto en la distribución  como en la utilización  de  las nuevas tecnologías de la información. Sería pretencioso atribuir tanto poder a  estas   herramientas de comunicación sin considerar las condiciones políticas (dictaduras), económicas (colapso de la economía, pobreza, desempleo) y  de descontento social existentes en los países mencionados. Estas adversas condiciones llevaron a  protestas de la opinión pública en las calles,  las que a su vez fueron organizadas  a  através de las redes.

Lo que en definitiva estamos presenciando es  un nuevo paradigma en la visión de la política a la luz del uso de estas nuevas tecnologías, en donde los Estados ya no son los únicos  actores en el proceso de toma de decisiones  y  gracias a estos  nuevos medios,  como afirma Diego Beas en su  reciente libro “la reinvención de la política”, las prácticas políticas  se enfrentan a un cambio vertiginoso, en un nuevo modelo menos  jerárquico y vertical . Las nuevas tecnologías son instrumentos, así como lo fueron la radio en su momento, la televisión, que cambió el modo  de hacer campañas en EEUU y en el mundo a partir de  J.F Kennedy. La campaña de Obama según  Beas, al hacer uso de  complejas  herramientas  informáticas y de redes sociales, permitió  asignar recursos, realizar un marketing electoral con  resultados eficaces, recaudar fondos y estar en comunicación  cotidiana  con los ciudadanos, lo que   significa según el autor, una verdadera  reinvención de la política.  El origen de este cambio radical  a mi juicio, viene a incorporar de lleno a la opinión pública en el proceso de toma de decisiones, en donde ella encuentra en Internet un  instrumento rápido, simultáneo para  comunicarse  no solo con los gobernantes sino con sus pares, organizarse rápidamente para movilizaciones y manifestaciones de protestas. Lo que se ha visto en Medio Oriente  también lo hemos conocido en China, en Chile. Los cambios radicales no se producen  por el uso de las  herramientas nuevas de comunicación, porque ellas no sustituyen políticas o  procesos. Lo que hacen los nuevos  medios es servir de catalizadores, acelerar procesos o cambios, establecer formas más directas de relacionamiento con  los tomadores de decisiones y hacer más transparentes  las estructuras de poder. Hoy parece que nada puede ser secreto o que todo se sabe. En definitiva, estos nuevos medios puedes ser utilizados para el bien  (promover más transparencia, conectar a los ciudadanos con  sus gobernantes) o para el mal  (desacreditar personas, insultarlas,  asesinatos de imagen, etc). El papel de estos nuevos medios  significa un cambio de  paradigma en la forma de hacer política, pero en ningún caso, la sustituye. Si buenas políticas logran  dar esperanzas a la gente y mejorar el sistema, éste  sobrevivirá, aún con las nuevas herramientas  de comunicación.

Verónica Neghme E.

Directora Ejecutiva

Instituto de Estudios del Pacífico y del Indico

UGM.

Share Button