Subir

COLUMNA UGM EN ESTRATEGIA

Patricio Reyes
El pasado viernes 25 de marzo, se publicó en Estrategia la columna de Patricio Reyes, profesor de la Facultad de Economía y Administración.

CONDUCTA Y CULTURA

En un artículo anterior me referí a la decadencia que se observa en el lenguaje de los chilenos, reflejando un deterioro de nuestra cultura, que se da también en medios de prensa, donde la vulgaridad ocupa portadas. La televisión, con las excepciones de siempre, está cada día más al servicio de lo mismo, de lo degradante, buscando incrementar la sintonía a través de auspicios de empresas que pagan grandes sumas para apoyar programas banales, que no tienen ningún control que prevenga la divulgación de hechos que no ayudan a nuestra cultura de país; por el contrario, confunden a la opinión pública en lo valórico, creando inconscientemente el hábito de buscar lo peor, lo burlesco, aunque afecte a la familia, núcleo de la formación ciudadana. Hay que actuar pronto, provocar un cambio drástico y dar muestras de acertado criterio y real interés por un desarrollo congruente.
Debemos tomar conciencia y ser agentes de cambio de conductas que atentan contra la cultura en el diario vivir. Es indispensable que hagamos más a nivel de gobierno, de empresarios, educadores y padres de familia ante estas faltas, como por ejemplo del conductor de transporte escolar que permite que los niños arrojen objetos a la calzada, como al que está paseando al perro por la calle o plaza y deja el suelo inmundo, o los que pintan grafitis en pasarelas, muros, edificios o letreros viales; para qué decir del comportamiento de los conductores que, dada la complejidad del tránsito, se convierten en verdaderos “monstruos” de la calle o autopista y no respetan las mínimas normas del tránsito, arriesgando la seguridad de otros.
En Santiago esto va de La Dehesa a Pudahuel, por fijar algunos límites, y a todo nivel de educación. Es un tema valórico por el que debemos hacer algo; es parte de los derechos y deberes humanos de un país que ha sufrido y no merece que además se afecte a su cultura. Chile ha logrado grandes cosas últimamente, pero en conducta ciudadana requiere de más atención…responsabilidad de todos.

Share Button