Subir

Comunicación por radio confirma el lanzamiento exitoso del nuevo satélite de Corea del Sur

Yasny, Rusia, 23 de agosto (Yonhap) — El nuevo satélite multiusos de Corea del Sur hizo contacto con una estación terrestre surcoreana este viernes por la mañana, confirmando su despliegue exitoso en su órbita adecuada, dijeron los responsables en Yasny.

El primer contacto de comunicación se realizó a las 2:35 a.m. (5:35 a.m., hora de Corea), según los encargados del Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea del Sur (KARI, según sus siglas en inglés).

El Satélite Multiusos Surcoreano 5 (KOMSAT-5) fue lanzado el jueves desde una base de lanzamiento en Yasny, ubicada a unos 1.800 kilómetros al sureste de Moscú, utilizando el cohete ruso Dnepr, un vehículo de lanzamiento espacial transformado a partir de un misil balístico intercontinental de la época de la Unión Soviética.

Las señales de radiobaliza del satélite fueron captadas inicialmente por la Estación de Satélites Toll, en la Antártida, 32 minutos después del lanzamiento, indicando, en parte, el despliegue exitoso del satélite en una órbita apropiada.

“El contacto por radio con la estación terrestre de Corea del Sur en Daejeon confirma que el satélite llegó con éxito a su órbita adecuada”, dijo Lee Sang-ryool, director del Laboratorio de Sistemas Aeroespaciales del KARI, quien también se encarga del programa del KOMPSAT-5.

Aún se tardará por lo menos cuatro meses en confirmar que el satélite y todos sus equipos trabajan de manera adecuada, añadió.

El satélite, también conocido como el Arirang 5, es el cuarto satélite multiusos de Corea del Sur y el primero con un radar de apertura sintética, que es una forma avanzada de radar aerotransportado de visión lateral (SLAR), que emplea las ondas de radio para detectar los movimientos relacionados entre una antena y la región que tenga como objetivo, al objeto de identificar cualquier variación obvia, proporcionando, de ese modo, una resolución espacial más nítida que la de los radares o cámaras convencionales.

El satélite circunvalará la Tierra 15 veces al día, durante 5 años, en una órbita heliosincrónica, con una altitud media de 550 kilómetros, para llevar a cabo sus objetivos, que incluyen las llamadas misiones doradas -la gestión de la tierra y mares, el monitoreo de desastres y el medio ambiente, y la ayuda al establecimiento de un sistema de información geográfica-, según el KARI.

Corea del Sur planea lanzar, a finales del próximo año, otro satélite, el KOMPSAT-3A, con un radar de infrarrojos, lo que permitirá al país monitorear también las actividades subterráneas, tales como los volcanes o terremotos, detectando los cambios de temperatura.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/techscience/2013/08/23/0700000000ASP20130823000400883.HTML

Share Button