Subir

Corea del Norte amenaza con “importantes medidas” tras las sanciones de la ONU

En un discurso ante la plana mayor del Ejército y la cúpula de su partido, Kim Jong-un ha expresado “su firme determinación de adoptar abundantes e importantes medidas estatales de alto perfil en vistas de la situación actual”, según ha informado la agencia estatal de noticias, KCNA.

El líder norcoreano ha condenado en reiteradas ocasiones las sanciones económicas impuestas a Pyongyang el pasado mes de diciembre tras las pruebas balísticas realizadas aquel mes.

Dichas sanciones, aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, representan un “grave obstáculo” para Corea del Norte en pos de impulsar el crecimiento económico para que “el pueblo no tenga que apretarse el cinturón nunca más” por las amenazas de guerra.

Una vez más, Kim Jong-un ha desestimado una “desnuclearización” de Corea del Norte, hasta que el mundo se haya desecho de todas las armas nucleares.

La agencia KCNA, que difundió hoy una fotografía del joven Kim reunido con los siete altos cargos de seguridad y exteriores, explicó que el líder norcoreano recibió un informe sobre la “grave situación” en la península coreana.

“En la reunión (…) expresó la firme resolución de adoptar importantes medidas de Estado sustanciales y de alto nivel en vista de la situación actual”, agregó la agencia, la cual recordó que la postura del país ya la dejaron clara la Comisión Nacional de Defensa y el Ministerio de Exteriores al hablar de “contramedidas físicas”.

La resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre las nuevas sanciones fue aprobada con el apoyo unánime de todos los miembros del organismo, incluido China, el tradicional y prácticamente único aliado de Pyongyang.

A esto se refirió hoy también aparentemente la agencia norcoreana, al señalar que “diferentes países implicados hicieron esfuerzos para resolver de manera justa el problema y prevenir que la situación se deteriore. Pero resultó claro que su capacidad tuvo un límite, como admitieron”.

Pekín, por su parte, ha llamado a las partes a buscar una solución dialogada que garantice la estabilidad en la península coreana, pero también ha dado indicios de que podría reducir su asistencia a Pyongyang si lleva a cabo su anunciada prueba atómica.

Tras las sanciones del Consejo de Seguridad el imprevisible país comunista ha elevado su tono con la comunidad internacional, en una de las mayores escaladas retóricas desde que Kim Jong-un, que se calcula tiene unos 29 ó 30 años, asumió el poder hace poco más de un año.

En el centro de su retórica belicista está Estados Unidos, país con el que en ocasiones anteriores el régimen norcoreano ha alcanzado acuerdos que contemplaban asistencia a cambio de compromisos de desarme.

El último fue un pacto por el que EE.UU. preveía conceder a Corea del Norte varias toneladas de ayuda alimentaria a cambio de la paralización de su programa balístico y nuclear, pero el acuerdo quedó roto en abril del año pasado cuando Pyongyang efectuó un lanzamiento fallido de un cohete de largo alcance.

Está previsto que representantes de Defensa de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón celebren el próximo miércoles y jueves en Tokio su diálogo anual de seguridad, que en esta ocasión estará centrado en gran parte en el programa nuclear y de misiles norcoreano.

Desde Corea del Sur, el Gobierno mantiene la alerta ante un posible ataque nuclear desde Pyongyang, después de las últimas pruebas balísticas y ante la posibilidad de que Kim Jong-un ordene una tercera prueba nuclear tras los de 2006 y 2009.

http://www.lavanguardia.com/internacional/20130127/54362442750/corea-del-norte-amenaza-con-importantes-medidas-tras-las-sanciones-de-la-onu.html

Share Button