Subir

Corea del Norte levanta la alerta máxima de combate: fuente del Gobierno surcoreano

Seúl, 7 de mayo (Yonhap) — Corea del Norte parece haber levantado su alerta máxima de combate, emitida en marzo, y haber retirado completamente de su costa oriental dos misiles de alcance medio, dijo, este martes, una fuente gubernamental de alto rango.

Pyongyang, que escaló las tensiones en la península coreana con retórica y acciones belicosas casi diarias, puso, el 26 de marzo, a sus unidades de misiles y artillería en el nivel de alerta máxima, citando la necesidad de proteger su soberanía contra las amenazas de Corea del Sur y Estados Unidos.

Las unidades de artillería tienen como objetivo el territorio continental de EE.UU., Hawái y Guam y otras basas militares estadounidenses en el Pacífico, así como Corea del Sur, según el comunicado del Comando Supremo del Ejército Popular de Corea (del Norte) publicado por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte.

“Corea del Norte parece haber levantado la alerta máxima de combate en torno al 30 de abril”, dijo la fuente, pidiendo el anonimato.

La retirada completa de dos misiles Musudan, de alcance medio, que el país comunista colocó en su costa oriental, también se produjo de acuerdo con el levantamiento de la postura de combate, añadió.

“Parece que los dos misiles Musudan han sido trasladados a algún otro lugar, aunque aún no hemos confirmado en dónde están ubicados”, dijo la fuente. “Las autoridades de inteligencia de Corea del Sur y Estados Unidos están rastreándolos de cerca”.

A principios de abril, el país comunista trasladó los misiles Musudan a Wonsan junto con los lanzadores móviles, incrementando las especulaciones de que podría lanzarlos antes de las celebraciones del 15 de abril del 101er. aniversario del nacimiento del difunto fundador, Kim Il-sung.

Aunque se abstuvo de confirmar un informe de los medios de comunicación de que el par de misiles Musudan ha sido trasladado a una instalación de almacenamiento, el portavoz del Ministerio de Defensa, Kim Min-seok, simplemente dijo, durante una sesión informativa regular, que el Ejército surcoreano “ha estado rastreando los misiles balísticos norcoreanos”.

A pesar de tales indicios de que Pyongyang está dando marcha atrás, las autoridades surcoreanas han prometido mantener una postura de preparación intensificada contra las posibles provocaciones norcoreanas.

“Mantendremos una postura acérrima de preparación militar, al menos durante la visita de la presidenta Park Geun-hye a EE.UU.”, dijo un oficial. “Pese a algunos cambios en Corea del Norte, precisamos estar en alerta contra cualquier tipo de provocaciones”.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/05/07/0300000000ASP20130507002000883.HTML

Share Button