Subir

Corea del Norte muestra sinceridad hacia la normalización orientada al desarrollo del complejo de Kaesong

Seúl, 19 de noviembre (Yonhap) — Los representantes norcoreanos en el comité de gestión conjunta del complejo industrial de Kaesong han mostrado su sinceridad hacia la normalización, dirigida al desarrollo del polígono intercoreano, desde la reanudación de su operación, dijo, este martes, un miembro surcoreano del comité.

“Parece que la parte norcoreana también tiene sinceridad hacia la normalización del complejo de Kaesong”, dijo el funcionario surcoreano, pidiendo el anonimato. “Corea del Norte ha mencionado con frecuencia el asunto de la resolución de las dificultades que tienen las firmas surcoreanas con fábricas en el polígono”.

El comité de gestión conjunta, encargado del establecimiento de las reglas y la supervisión de la operación del complejo industrial de Kaesong, se puso en marcha el 30 de septiembre y sirve como canal permanente de consulta entre las autoridades de las dos Coreas. Tiene cuatro subcomités destinados a reforzar la competitividad mundial de tal zona económica especial.

La visita de los legisladores surcoreanos del Comité de Asuntos Exteriores y Unificación de la Asamblea Nacional a la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, realizada el 30 de octubre, y la celebración de las reuniones de los subcomités, del 13 al 14 de este mes, fueron los logros alcanzados por el comité de gestión conjunta.

Las dos partes del comité contactan a través de varios métodos, tales como el teléfono directo, el fax y las reuniones cara a cara, y han establecido un canal que opera las 24 horas todo el año. Corea del Sur planea incrementar su personal en el comité de 9 a 12, y Corea del Norte tiene previsto añadir tres encargados más.

El complejo se reabrió a mediados de septiembre, más de cinco meses después de que sus operaciones se suspendieran debido a la retirada unilateral por parte de Pyongyang de todos sus trabajadores, a causa de la intensificación de la tensión intercoreana.

Antes de la suspensión, la zona industrial, el último símbolo que queda de la cooperación intercoreana, alojaba a 123 fábricas surcoreanas que contrataban alrededor de 53.000 trabajadores norcoreanos.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/11/19/0300000000ASP20131119000200883.HTML

Share Button