Subir

Corea del Sur continúa luchando contra la gripe aviar en medio de la sospecha de nuevos brotes

Sejong, 21 de enero (Yonhap) — Corea del Sur continuó este martes sus esfuerzos para prevenir la propagación de la gripe aviar, en medio del informe de dos presuntos nuevos casos del virus.

Un presunto nuevo caso de la influenza aviar (AI, según sus siglas en inglés) fue reportado en una granja de patos en Gochang, a 300 kilómetros al suroeste de Seúl, en la provincia de Jeolla del Norte, y otro en una granja de patos en la zona cercana, Jeongeup, con lo cual el número total de casos sospechosos y confirmados de la AI llegó a diez.

Cuatro de los casos han sido confirmados a través de las pruebas de ADN, que identificaron la cepa altamente patogénica del virus H5N8.

Aún así, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales insistió en que los dos nuevos casos sospechosos no señalan una propagación completa de la enfermedad animal, enfatizando que las dos granjas afectadas están ubicadas muy cerca de la granja en donde fue confirmado el primer caso la semana pasada.

El ministerio dijo, en un comunicado de prensa, que la granja en Jeongeup ha sido sujeta a una inspección diaria, junto con todas las otras granjas avícolas localizadas dentro de un radio de 3 kilómetros de la granja que reportó el primer brote, añadiendo que esto no significa que la AI se haya propagado al exterior de la zona de cuarentena.

Como una medida preventiva, el Gobierno dijo que sacrificará a los patos de todas las granjas avícolas ubicadas dentro de un radio de 3 kilómetros de las granjas infectadas.

Alrededor de 200.000 aves han sido sacrificadas hasta el momento.

Los pollos no están sujetos actualmente al sacrificio, ya que no han sido sospechosos de tener la infección, pero el Gobierno dijo que incluirá inmediatamente a todos los pollos en cuanto se descubra el virus entre ellos.

Los esfuerzos para detener la enfermedad animal incluyeron la cuarentena temporal en todas las granjas avícolas en las provincias de Jeolla del Norte y del Sur, en donde están ubicadas las granjas afectadas.

La cuarentena fue levantada después de 48 horas, ya que, aparentemente, el Gobierno trató de guardar tal medida como último recurso. En virtud de la ley actual la cuarentena puede ser extendida, solamente una vez, por otras 48 horas.

Kwon Jae-han, funcionario del ministerio a cargo de las políticas ganaderas, dijo, en una sesión informativa de prensa, que el punto más importante en sus esfuerzos de cuarentena es prevenir el flujo de cualquier fuente de infección, como los excrementos de las aves migratorias en las granjas avícolas.

El virus de la AI tiene un período de incubación de hasta tres semanas.

Esto significa que la AI puede brotar en cualquier momento a lo largo de la temporada invernal, cuando la enfermedad esté más incontrolada.

El país ha reportado cuatro brotes de la gripe aviar desde 2003. El brote más reciente, en 2010-2011, condujo al sacrificio de más de 6 millones de animales, causando más de 80.000 millones de wones (75 millones de dólares) en daños, según el ministerio.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/culturesports/2014/01/21/0800000000ASP20140121002200883.HTML

Share Button