Subir

Corea del Sur presenta su plan de gastos presupuestarios para el próximo año

Sejong, 26 de septiembre (Yonhap) — El Gobierno surcoreano quiere incrementar un 4,6 por ciento sus gastos para el próximo año, en comparación con los presupuestos de este año, a fin de prestar más apoyo al estímulo de la prolongada recuperación de la economía ralentizada, dijo, este jueves, el Ministerio de Estrategia y Finanzas.

Según el ministerio, el Gobierno solicitará a la Asamblea Nacional que apruebe su propuesta presupuestaria de 357,7 billones de wones (332,2 mil millones de dólares), lo que es mayor que el presupuesto de 342 billones de wones (318.000 millones de dólares) destinado para este año.

La propuesta, que fue respaldada este jueves por una reunión del Gabinete, se presentará el 2 de octubre al Parlamento.

El incremento presupuestario solicitado es menor que el aumento del 5,1 por ciento en el presupuesto para 2013. El menor crecimiento en los gastos se produce frente a las duras condiciones, que hacen difícil que el Gobierno consiga fondos suficientes de los impuestos.

“Hemos tratado de encontrar un punto de compromiso frente a las tres cosas siguientes: las condiciones económicas, que aún no se han recuperado completamente; la necesidad de impulsar la agenda política principal del Gobierno; y también la necesidad de asegurarse de que la salud fiscal permanece en buena forma”, dijo el ministro de Estrategia y Finanzas, Hyun Oh-seok, durante una sesión informativa sobre la propuesta presupuestaria. “En este momento, necesitamos centrarnos en resolver los asuntos de la asistencia social, estimulando la economía y, en este sentido, nuestra propuesta presupuestaria está enfocada en impulsar la economía”, añadió Hyun.

El ministerio solicitó que sus gastos en defensa nacional y educación se incrementen un 4,2 y 2,1 por ciento para el próximo año, hasta los 35,8 y 50,8 billones de wones (33,3 y 47,2 mil millones de dólares), respectivamente.

También solicitó que los gastos en las políticas relacionadas con la agricultura, pesca y alimentación aumenten un 1,1 por ciento, hasta los 18,6 billones de wones (17,3 mil millones de dólares), y que el presupuesto destinado a las relaciones exteriores y unificación se incremente un 2,1 por ciento a 4,2 billones de wones (3.9 mil millones de dólares).

El ministerio redujo sus gastos previstos en infraestructura un 4,3 por ciento, hasta los 23,3 billones de wones (21,7 mil millones de dólares), en un intento aparente de gestionar mejor su apretado presupuesto para el año venidero.

Se presta una mayor atención en cuántos fondos solicitará el ministerio para sus gastos en asistencia social, debido a que el Gobierno está tratando de ampliar los beneficios de asistencia social para un grupo más amplio de la población, tal como prometió la presidenta Park Geun-hye durante su campaña presidencial.

El ministerio solicitó que sus gastos en el sector de asistencia social, incluidos la salud y el empleo, se incrementen un 8,7 por ciento a 105,9 billones de wones (98,5 mil millones de dólares). Supone la primera vez que el presupuesto para la asistencia social excede la marca de 100 billones de wones (93.000 millones de dólares).

Se pone sobre el tapete el “fondo de pensión básica” destinado a proporcionar ayuda a los ciudadanos de la tercera edad, un programa que la presidenta Park ha prometido lanzar para la población de edad avanzada que luche para sobrevivir.

En virtud del programa, el Gobierno planea proporcionar 100.000-200.000 wones (93,04-186 dólares) cada mes a los ciudadanos ancianos de 65 años de edad en adelante, y cuyos ingresos estén en el rango inferior del 70 por ciento de su grupo etario.

La cantidad se determinará de acuerdo con durante cuánto tiempo un individuo se ha suscrito al programa nacional de pensiones, ya existente. Una suscripción más larga significa menos apoyo, ya que se considera que tiene una mejor red de seguridad social que otros.

Sin embargo, se espera que el programa provoque la crítica de que el Gobierno no cumpla bien su promesa de asistencia social para los ciudadanos ancianos, puesto que, en virtud del programa, los ciudadanos de la tercera edad relativamente ricos no reciben los beneficios. La presidenta Park ha prometido proporcionar 200.000 wones a todos los ciudadanos a partir de los 65 años de edad, en virtud del programa de pensiones.

La contracción del apoyo para los ancianos se produce como consecuencia de que el Gobierno está luchando para conseguir una cantidad suficiente de presupuesto para financiar el programa, frente a la ralentizada recuperación económica y la escasez de ingresos tributarios.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/economy/2013/09/26/0600000000ASP20130926000800883.HTML

Share Button