Subir

Corea del Sur propone oficialmente a Corea del Norte celebrar reuniones de familias separadas

Seúl, 6 de enero (Yonhap) — Corea del Sur propuso este lunes que ambas Coreas mantengan una reunión a nivel de trabajo para dialogar sobre la reanudación de las reuniones de familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, a cargo de los asuntos intercoreanos, anunció que la Cruz Roja Nacional de Corea del Sur envió un mensaje a Corea del Norte proponiendo que la reunión tenga lugar el próximo jueves en la aldea de la tregua de Panmunjom.

Según un comunicado del ministerio, que propone que las conversaciones tengan lugar el día 10 de enero, se propuso a Corea del Norte “reanudar las reuniones de familias separadas, que debían tener lugar en septiembre, para celebrar el Año Nuevo Lunar”. Este año el Año Nuevo Lunar es el día 31 de enero.

Esta proposición oficial llega tras la oferta de la presidenta Park Geun-hye de celebrar actos humanitarios alrededor de las fechas festivas.

En una conferencia de prensa celebrada el mismo día por la mañana, Park dijo: “Espero que los miembros mayores de las familias separadas puedan reunirse alrededor del Año Nuevo Lunar para ayudar a curar las heridas de sus corazones”.

Seúl y Pyongyang habían acordado celebrar reuniones familiares en la montaña Kumgang, un complejo turístico en la costa este de Corea del Norte, entre los días 25 y 30 de septiembre de 2013, pero Pyongyang canceló el evento a última hora bajo el pretexto de un ambiente transfronterizo “desfavorable”.

Según comunicó el ministerio, Seúl está a la espera de una rápida respuesta por parte de Corea del Norte, y cree que “la reanudación de las reuniones familiares será un buen primer paso para crear una nueva oportunidad en las relaciones intercoreanas”.

Desde el año 2000 tuvieron lugar más de una docena de series de reuniones, las más recientes de las cuales se celebraron a finales de 2010, reuniendo a más de 21.700 miembros de familias que no se habían visto desde la Guerra de Corea.

En la preparación de las reuniones canceladas del año pasado, unas 73.000 personas de Corea del Sur pidieron reunirse con sus familiares en el Norte. Según el ministerio, alrededor de un 80 por ciento de estas personas tenían más de 70 años, lo cual indica la urgencia de estas reuniones familiares.

Según Kim Eui-do, portavoz del Ministerio de Unificación, Corea del Sur propuso reanudar las reuniones familiares e insistirá en que se celebren según el acuerdo anterior, pero la fecha y el lugar debe ser acordado con Corea del Norte en las negociaciones.

Kim también reafirmó la postura de Seúl de mantener como dos asuntos separados las reuniones familiares y la reanudación de los viajes turísticos al complejo de Kumgang, paralizados desde que en 2008 una turista surcoreana falleciese tras los disparos de un guardia norcoreano.

Esta proposición sobre las reuniones familiares llega en un momento en que las relaciones intercoreanas se encuentran en una encrucijada. Corea del Norte ha enviado un gesto reconciliador al Sur, pidiendo mayores esfuerzos para mejorar las relaciones, en medio de una gran incertidumbre política desde la ejecución de Jang Song-thaek, el otrora poderoso tío de Kim Jong-un.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/northkorea/2014/01/06/0500000000ASP20140106004400883.HTML

Share Button