Subir

Corea del Sur y EE.UU. celebrarán una reunión cumbre el 7 del próximo mes en Washington

Washington/Seúl, 16 de abril (Yonhap) — La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, visitará Washington a principios del próximo mes, para celebrar su primera cumbre con el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciaron ambos países, una reunión que se espera que se centre en cómo refrenar a la cada vez más rencorosa Corea del Norte.

La visita a EE.UU., que comenzará con una escala en Nueva York el 5 de mayo, será el primer viaje de Park al extranjero desde que asumió el cargo en febrero. Esto pone de relieve la importancia que ella concede a las relaciones con Estados Unidos, el aliado más importante de Corea del Sur.

La presidenta se trasladará posteriormente a Washington para sostener conversaciones cumbre con Obama, en la Casa Blanca, el 7 de mayo, en las que se espera que Corea del Norte sea un tema prioritario del orden del día.

En Washington, la Casa Blanca dijo, en un comunicado, que Park y Obama “discutirán una amplia gama de temas económicos y de seguridad, incluida la cooperación continua sobre la desnuclearización de la península coreana y la lucha contra la amenaza de Corea del Norte”.

La Oficina del Presidente de Corea del Sur también dijo que los dos líderes tienen previsto discutir la forma de trabajar en estrecha colaboración para la desnuclearización de Corea del Norte y mantener una disuasión firme contra la nación comunista, ya que Pyongyang “continúa los actos provocativos, que incluyen el extremar las amenazas nucleares y de misiles”.

Desde principios de marzo, Corea del Norte ha elevado considerablemente las tensiones, con amenazas casi diarias de guerra, encolerizada por las nuevas sanciones de la ONU adoptadas por su tercera prueba nuclear en febrero, así como por los ejercicios anuales militares entre Corea del Sur y Estados Unidos.

Pyongyang ha anulado el armisticio de la Guerra de Corea y los pactos de no agresión que firmó con Corea del Sur hace décadas, ha cortado todas las líneas telefónicas directas transfronterizas antes de declarar que estaba en “estado de guerra” con el Sur, y ha amenazado con lanzar ataques nucleares sobre el Sur y los EE.UU.

También se comprometió a reiniciar un reactor nuclear, productor de plutonio, que estaba fuera de uso desde hace mucho tiempo, en su complejo de Yongbyon, para reforzar su arsenal atómico, y suspendió las operaciones en un complejo industrial operado conjuntamente en su ciudad fronteriza de Kaesong. Incluso ha advertido a los extranjeros en el Sur que elaboren planes de evacuación.

La semana pasada, Park propuso el diálogo para resolver la crisis, pero Corea del Norte reaccionó negativamente a la oferta, calificando la propuesta de la presidenta como “nada más que un truco artero” y “palabras vacías”.

Durante una visita a Seúl el viernes, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, también hizo un llamamiento para el diálogo y dijo que Washington está preparado para las conversaciones si Pyongyang está dispuesto a cumplir con sus obligaciones internacionales y con las normas y deja claro que se encaminará a la desnuclearización en el marco de las conversaciones.

Otras cuestiones clave que se espera estén sobre la mesa en la cumbre, incluyen cómo revisar un acuerdo que va a expirar, en materia de cooperación nuclear civil entre los dos países.

Las partes han estado en conversaciones para volver a escribir el acuerdo nuclear, que está previsto que expire en marzo del próximo año.

El acuerdo de 1974 prohíbe a Seúl el reprocesado del combustible atómico gastado, ya que podría producir plutonio que podría ser utilizado para fabricar bombas atómicas. Seúl quiere, actualmente, que Washington le permita emplear una tecnología resistente a la proliferación para el enriquecimiento de uranio y el reprocesamiento del combustible atómico gastado.

Washington se ha mostrado renuente a hacerlo, aparentemente debido a la preocupación de la proliferación.

Cuando se encuentre en Nueva York, del 5-6 de mayo, Park tiene previsto reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y celebrar una reunión con los residentes surcoreanos allí, dijo la oficina de Park. La visita de tres días a Washington también incluye una reunión de mesa redonda de negocios organizada por la Cámara de Comercio de EE.UU., así como una reunión con los residentes surcoreanos.

En su camino de regreso al país, Park tiene previsto hacer una escala en Los Ángeles para reunirse con el alcalde de la ciudad y celebrar un encuentro con los residentes surcoreanos allí, antes de regresar a Seúl el 10 de mayo, dijo la Oficina del Presidente.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/04/16/0300000000ASP20130416001900883.HTML

Share Button