Subir

COREA Y CHINA INICIAN NUEVA ETAPA DE VINCULOS CON AMERICA LATINA Y CHILE. Verónica Neghme E.


El mes de junio terminó con dos visitas relevantes del Asia a Chile: la del presidente de Corea del Sur, Lee Myun-bak y la del Primer Ministro China, Wen Jiabao. A la primera, no se le dio en la prensa la relevancia que tenía, tratándose de un país como Corea, que está dentro de las 15 potencias más importantes del mundo. Esta visita coincidió con 50 años de relaciones bilaterales y con ella se abre una nueva etapa en la vinculación, habiendo acordado ambos presidentes profundizar el TLC existente, para que Chile pueda exportar con mayor facilidad y agilidad productos ya contemplados en el acuerdo, para que lleguen más inversiones desde Corea y para que la vinculación se amplíe en la cooperación de materias en las que Corea posee expertise: energía mareomotriz, educación, cultura, minería, infraestructura. Corea ha ido intensificado lazos, firmando TLCs con países de la región. En Colombia, el presidente Lee afirmó que este país se vislumbra como una plataforma exportadora en A. Latina, siendo su intención además, profundizar los vínculos con Brasil.
Sin duda que la visita del Primer Ministro de China despertó más entusiasmo, porque se trata de la segunda potencia económica mundial, que está cumpliendo con lo estipulado en el último plan quinquenal 2011-2015 y en el documento sobre la política de China hacia América Latina, publicado en 2008 : tener una relación comercial, política, científica, cultural, es decir, de otro nivel, más profunda con América Latina. Lo que expuso Wen en su breve visita a Chile y lo que se anunció y concretizó es estratégico: término de las negociaciones del acuerdo de inversiones en el marco del TLC existente, una serie de acuerdos en el ámbito agrícola, creación del foro de cooperación China-América Latina, un mecanismo de diálogo con la troika de Cancilleres del Celac, creación de un fondo de cooperación para la región de US$ 5.000 millones para promover el desarrollo de la industria manufacturera, una línea de créditos por US$ 10.000 millones para impulsar la cooperación en infraestructura a través del Banco de China que se instala en Chile, 5.000 becas para estudiar en China. Ello significa un giro geopolítico de China, que ahora ocupa espacios otrora de EEUU,pero con una retórica diferente. Wen-un excelente comunicador- describió a la región como una “tierra emergente, de civilizaciones esplendorosas, con un futuro brillante”. Haciendo tres veces hincapié en las civilizaciones de la región (maya, inca y latinoamericana), Wen buscó elementos comunes entre América Latina y China ( que fuera una de las más grandes civilizaciones en la historia y que se ha propuesto revivirla), destacando los vínculos de larga data con la región (algo fundamental para los chinos, porque ello genera confianzas) y deja en claro que los vínculos desean establecerlos en un pie de igualdad y de respeto mutuo ( basadas en el principio de no intervención de la política exterior de China), para así contribuir no tan sólo a su desarrollo, sino también al desarrollo equilibrado del mundo. China ya se plantea como potencia y eso es algo que debemos internalizar de aquí al futuro.
La relación integral que el primer Ministro de China ha expuesto como una realidad- no tan sólo en la retórica- abarca todos los ámbitos: político ( intercambios de alto nivel entre órganos legislativos, entre partidos políticos (“ para aprenderse mutuamente, reforzar la cooperación y la amistad”), mecanismo de consulta a través de comisiones mixtas económico-comerciales, cooperación en asuntos internacionales para “ promover un orden político y económico internacional más justo”, contactos entre gobiernos locales); y en el área económica, ampliar el comercio con la región, para promover el desarrollo conjunto, cooperación en inversión, financiera, agrícola, industrial, construcción de infraestructuras, en recursos y energía, aduanera, turística, asistencia económica y técnica, cooperación multilateral), intercambios científicos y tecnológicos (creación de comisiones mixtas en esta área) culturales y deportivas, de prensa, médico-sanitaria, protección del medio ambiente, etc. Es necesario leer el documento citado en profundidad para internalizar que América Latina será un área de influencia de China estratégica y marcando esta visita un inicio, debemos prepararnos no sólo para entenderlos y conocerlos, sino también para interactuar con ellos. Este es una llamado para que tanto el sector público y el sector privado comiencen a formar especialistas en China y a elevar cualitativa y cuantitativamente nuestra misión en China, porque inevitablemente la dinámica de lo expresado en el Plan ya ha comenzado, y ha sido ratificada con la breve pero intensa visita de Wen Jiabao a Chile. Esto no puede sorprendernos sin un estudio de su civilización, cultura, identidad y códigos. El pragmatismo chino sobrepasa las diferencias ideológicas existentes en la región y habrá que diseñar una estrategia de política exterior teniendo en cuenta esta nueva realidad. China tendrá inevitablemente una influencia estratégica en la región y en Chile.

Verónica Neghme E
Directora Ejecutiva
Instituto de Estudios del Pacífico y del Indico
Univ. Gabriela Mistral
Publicado 4 de julio en DF.

Share Button