Subir

Don Hernán Berwart Torrens, Decano de la Facultad de Psicología UGM: Un Protagonista de la Psicología en Chile

Hernán-Bertwart

Luego del emocionante homenaje que le hicieran autoridades y profesores de la Facultad quisimos conversar con él y hacerle esta entrevista.

Hernán Berwart es doctorado en Filosofía en la Universidad Central de Madrid, hoy Universidad Complutense, dos postítulos en Alemania, uno en Psicología del Desarrollo de la Universidad de Bonn y el otro en Clínica Infanto-Juvenil de la Universidad de Marburg.

Modelo de profesor, un gran creador, persona que más sabe en Chile sobre Psicología del Desarrollo, un gran académico, amante del conocimiento, uno de los mejores profesores de mi carrera, gran admiración, respeto, cariño, protagonista de la Psicología chilena, fueron algunas de las cosas que dijeron los profesores  de la Facultad de Psicología de don Hernán Berwart en un homenaje que le  realizaron por su trayectoria y por todo lo que ha entregado a la carrera. De Psicología en la UGM.

Su Directora Cristine Slimming expresó también en esa oportunidad: “Esta Facultad es suya, el reconocimiento y prestigio de los profesionales que salen de aquí es todo obra suya”

-¿Don Hernán, cómo se sintió ante todos estos halagos?

Me sentí muy grato, fue una sorpresa. No me esperaba esta expresión tan honda de cariño. Estas cosas elevan el espíritu, además se crea un compromiso muy fuerte

Fue una conversación larga, muy entretenida,  no todos los días se puede hablar con un personaje tan admirado que ha hecho historia en su profesión. Pasamos por varios temas y tratamos de descubrir también en esta entrevista  además de a don Hernán Berwart, el sabio y el académico a Hernán Berwart, el hombre, la persona.

Su mujer estudió Psicología,  fue muchos años atrás  alumna suya en la Católica y  voluntariamente  renunció a su profesión para dedicarse a la familia. Tienen tres hijos y siete nietos.”A los nietos los he gozado más porque no hay ninguna obligación de educarlos”.

Hablamos de todo, de su profesión, de su historia, de libros, de música.

Don Hernán es de trato muy cálido, habla pausado y despacito, acepta la conversación con naturalidad y nadie diría viendo su sencillez que es una verdadera eminencia, un erudito en su materia. En cuanto  a su personalidad el mismo se define como una persona con muy pocas habilidades sociales y, dice con una sonrisa:”además con el pasar de los años me he vuelto menos tolerante”.

Podríamos agregar como rasgo de su carácter que es modesto, cuesta que nos cuente sus éxitos: que en su examen de grado del doctorado sacó un 7 por unanimidad, que fue el primer Psicólogo contratado en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Chile, habiendo estudiado en la Católica, que el currículo de la carrera que el creó en la Universidad Católica y en la Mistral fue la base de los currículo y mallas de Psicología de todas las universidades del país hasta la actualidad, que el prestigio de la carrera de Psicología de la UGM es absolutamente su obra.

Tiene un doctorado en Filosofía en la Universidad Central de Madrid, hoy Universidad Complutense, dos postítulos en Alemania, uno en Psicología del Desarrollo de la Universidad de Bonn y el otro en Clínica Infanto-Juvenil de la Universidad de Marburg,

-¿Porqué estudió Psicología?

En realidad  me gustaba  también Medicina pero no quedé. Tomé entonces la otra opción, la de estudiar Psicología, pero la carrera como tal no existía en Chile. En la Facultad de Educación de la Universidad Católica un profesor húngaro muy preparado daba unos cursos de Psicología. Me metí en ellos y poco a poco se fue formando esta área. Un sacerdote jesuita, Hernán Larraín, que venía de estudiar Psicología en Munich, pensó que había que formar una carrera y me nombró ayudante de él para que la organizara. El padre Larraín fue el primer director y luego como tenía que viajar bastante me dejó a mí a cargo. Luego de la reforma universitaria fui el primer director elegido por las bases.

En el año 72 en que la Universidad estaba políticamente muy tensa se fue a Alemania a hacer los dos postítulos. En el año 73, el nuevo Rector Jorge Swett lo llamó,  lo nombró Director y le pidió que rearmara la Escuela de Psicología que dependía de la Facultad de Ciencias Sociales. Poco después quedó como Decano de esta  Facultad.

En marzo de 1982 comenzó la carrera de Psicología en la Universidad Gabriela Mistral. Su Director en ese entonces, Jaime Boetch, lo llamó para que dictara dos cursos: Psicología General y Psicología del Desarrollo. En el año 1984 renunció Jaime Boetch al cargo de Director y se lo ofrecieron a don Hernán Berwart, para ser luego nombrado Decano, cargo que ocupa hasta la actualidad.

-Dicen que usted es una de las personas que más saben sobre Psicología del Desarrollo. ¿Por qué se especializó en esta área?

Porque me di cuenta que es la base de la Psicología. La vida humana es cambio, proceso, formación. El hombre está en desarrollo siempre.

-¿Y que es para usted la Psicología? ¿Cómo la definiría?

(Me mira sorprendido y luego de un instante con una semi sonrisa contesta)

La Psicología estudia la vida humana y a mi esto me fascina, ver como el ser humano construye su vida paso a paso ¿de qué depende el éxito o el fracaso?, ¿Porqué unas personas son tan felices y otras sufren tanto?

-¿Por qué es necesaria la Psicología?

Porque la persona entra en conflictos y una ayuda externa aclara las cosas. El psicólogo con una metodología clara y mirando desde afuera, muestra otra perspectiva

-¿Se sorprende ante el comportamiento humano?

Ya no. Todo es posible y comprensible. Cada ser humano tiene una infinidad de rasgos que pueden estar en un grado normal o muy débiles o muy acentuados.

Uno a veces lo pasa mal como psicólogo, no puede involucrarse pero tiene que ser capaz de vivirlo. Mostrar comprensión y poder ponerse en el lugar del paciente

-Dicen que es un profesor muy exigente

Si, soy exigente, pero nunca he puesto una nota por capricho. Para atreverme a poner una nota 1 tengo que demostrar al alumno porqué lo he hecho. No se si en esos momentos me comprende, pero más adelante si.  Se que a mis ayudantes les gusta trabajar conmigo Pero, agrega, también pongo buenas notas.

-¿Cuál es el valor que usted le ve al Examen de Grado?

Los alumnos reconocen después de darlo,  la importancia que tiene, porque en el Examen de Grado es la primera vez que se integran todos los ramos que  han visto en forma separada en la carrera. Se tiene, por primera vez,  una visión global de la carrera en conjunto

-Aparte de la Psicología, que otras cosas le fascinan?

Me encanta, y se ríe mientras me lo cuenta,  la carpintería y la gasfitería. Arreglo todo en mi casa y mis hijos me llaman cuando se les echa a perder algo. Es como un descanso a la mente.

Ya en el plano intelectual, me fascina leer y no sólo cosas de mi profesión. Me encantan las novelas.

-¿Autores?

Muchos. Por decir alguno recuerdo todos los libros de Gironella,  Los Cipreses Creen en Dios, Un Millón de Muertos, Ha Estallado la Paz, Condenados a Vivir. También me encantó el libro de Vladimir Nobokov, el autor de Lolita: “Invitado a una Decapitación”. Este es un relato de un hombre que va a ser decapitado y cuenta con detalles todo lo que está viviendo, sus emociones, sus temores, sus dudas,  hasta que su cabeza rueda en la guillotina

-Pero estos relatos son muy psicológicos

Si, asiente sonriendo, casi como disculpándose de no abandonar nunca su gran amor, la Psicología.

-¿Deportista?

(se ríe). Ya no pero antes me encantaba jugar Básquetbol y Fútbol

-¿Y la música?

La música de mi época por supuesto, tangos y boleros y en cuanto a la clásica de  todas maneras Beethoven y Mozart aunque cada vez me pongo más fanático de la ópera

-¿Qué le gustaría hacer en todos los años que tiene por delante?

Me gusta mucho estudiar, investigar. Estoy traduciendo un libro de Psicología y otro de Neurofisiología del Desarrollo.

También  me gusta mucho escribir, tengo trabajos que quiero revisar y publicar. A futuro me gustaría hacer seminarios  para  profesionales de la Psicología

-¿Cómo ve el desarrollo de la Psicología hacía el futuro?

La Psicología ha vuelto al redil porque con el Conductismo se volvió una ciencia mecánica. El conductismo fue apoyado especialmente por los psicólogos americanos, que incluso hablaban de ingeniería de la conducta y afirmaban que la mente se explica por la herencia y las condiciones del medio ambiente. Incluso proponían llamar a la Psicología ciencia de la conducta cuando la misma palabra “Psiquis” quiere decir alma.

Hoy la Psicología se ha vuelto a acercar a su verdadero objeto de estudio: el ser humano y todas las complejidades de la mente.

Share Button