Subir

EE.UU. ejerce presión para que Corea del Sur aumente su cuota en los costos compartidos de defensa

Seúl, 5 de enero (Yonhap) — Estados Unidos está ejerciendo presión para que el Gobierno surcoreano aumente su participación en los costos de los soldados estadounidenses estacionados en Corea del Sur, dijeron, este domingo, fuentes gubernamentales, lo que está planteando dudas sobre sus próximas negociaciones acerca del asunto.

Ambos países comenzarán el jueves, en Seúl, la décima ronda de conversaciones sobre la renovación del Acuerdo de Medidas Especiales (SMA, según sus siglas en inglés), al objeto de determinar cuánto pagará cada parte, de los costos necesarios para mantener a los 28.500 soldados estadounidenses en Corea del Sur, durante el período de 2014 a 2018.

El SMA fue revisado por última vez en 2008 para cubrir cinco años hasta finales de 2013. Las conversaciones comenzaron a primeros de julio del año pasado. Sin embargo, tras nueve rondas de negociaciones no se ha logrado llegar a un acuerdo, manteniéndose las diferencias respecto al reparto de costos.

Seúl pretende mantener su nivel de pago actual, alrededor de 869.500 millones de wones (824,2 millones de dólares), mientras que Washington insiste en subir esta cantidad en un 9,2 por ciento, hasta los 950.000 millones de wones (900 millones de dólares) aproximadamente, alegando un incremento en las amenazas de seguridad por parte de Corea del Norte.

El Gobierno surcoreano cree que la cifra debería fijarse en torno a los 900.000 millones de wones (853,1 millones de dólares), dado que el límite de la tasa anual de incremento de los anteriores SMA estaba fijada en el 4 por ciento. Además, cree que el Parlamento no ratificaría el nuevo SMA si la cuota supera los 900.000 millones de wones y señaló que el tamaño de las tropas estadounidenses y sus condiciones de servicio no han cambiado tan drásticamente como para justificar un mayor incremento en los costos de Seúl.

Las fuentes predicen que las conversaciones tendrán un largo camino por recorrer, dado que EE.UU. había solicitado previamente un aumento de casi 1,1 billones de wones (mil millones de dólares) y demandó que la cifra no cayera por debajo de los 950.000 millones de wones.

Corea del Sur empezó a asumir una parte de los costos necesarios para estacionar en el país a las Fuerzas de EE.UU. en Corea del Sur (USFK) en 1991, cuando se firmó, por primera vez, el SMA. Conforme al mismo, Corea del Sur ha pagado más del 40 por ciento de los costos de defensa de las USFK.

Los soldados estadounidenses están estacionados en Corea del Sur bajo un tratado de defensa mutua, destinado a disuadir la agresión potencial de Corea del Norte. Es un legado de la Guerra de Corea de 1950-53, que terminó en un cese el fuego, no con un tratado de paz oficial, dejando a las dos Coreas aún técnicamente en guerra.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/news/2014/01/05/0200000000ASP20140105000400883.HTML

Share Button