Subir

El canciller surcoreano viaja a Pekín para hablar de Corea del Norte

EFE

El ministro de Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, abordará mañana en Pekín con autoridades chinas la situación actual en la península coreana, donde se ha relajado la tensión tras las duras amenazas proferidas las pasadas semanas por Corea del Norte.

Yun celebrará una reunión con el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, en la que ambos “intercambiarán sus evaluaciones sobre la situación actual en la península coreana y explorarán los modos de cooperar estrechamente en futuras decisiones”, informó una fuente de la cancillería de Seúl a la agencia local Yonhap.

Al igual que EEUU, Corea del Sur considera clave el papel de China a la hora de presionar al régimen de Kim Jong-un en favor del diálogo, por lo que ambos han instado repetidamente a las autoridades de Pekín a que ejerzan su influencia sobre su tradicional aliado comunista.

“Creemos que China puede desempeñar un papel importante seguir para asegurar la paz y la estabilidad en la Península Coreana”, indicó hoy el portavoz de Exteriores de Seúl, en referencia a la inminente visita del ministro.

El canciller Yun Byung-se también se citará mañana con Wang Jiarui, director del Departamento de Enlace Internacional del Partido Comunista de China.

Su visita a Pekín llega en un momento de calma tensa, después de que Corea del Norte relajara visiblemente el tono tras protagonizar durante más de un mes desde principios de marzo una dura campaña de amenazas y hostilidades dirigida a Seúl y Washington.

A pesar de que las amenazas se han interrumpido, Corea del Sur teme que el país comunista pueda realizar en cualquier momento un ensayo de misiles, mientras sigue bloqueado por decisión de Pyongyang el complejo industrial de Kaesong, único proyecto de cooperación vigente entre ambos vecinos.

De momento, el proceso previo a iniciar un diálogo entre Corea del Norte y los aliados parece haber comenzado con propuestas por ambas partes, cuyas condiciones han sido rechazadas mutuamente.

Mientras Seúl y Washington exige al país comunista mostrar una clara voluntad de desnuclearización para comenzar a hablar, Pyongyang solicita la retirada de las sanciones de la ONU y la suspensión de ejercicios militares estadounidenses en Corea del Sur, entre otras condiciones previas.

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1400809

Share Button