Subir

El primer año universitario: “La clave es estar tranquilo y con la mejor disposición para enfrentar el nuevo desafío’’

Benjamin-Lennon-UGM
Benjamín Lennon, estudiante de Psicología de la Universidad Gabriela Mistral, quiso compartir con nosotros su experiencia durante el transcurso de su 1°año universitario: sus principales temores, motivaciones, desafíos y sueños…

Testimonio publicado en la Revista Vitrina Académica

Nombre completo: Benjamín Lennon González
Colegio: La Salle (La Reina)
Universidad: Universidad Gabriela Mistral
Carrera: Psicología, 1er año.

“La enseñanza media fue una de las experiencias más significativas de mi vida. Creo que es en esa etapa donde comienza un largo camino al encuentro con uno mismo: hay más responsabilidades y empiezas a decidir lo que quieres hacer en el futuro. Además, es importante destacar que en cuarto medio uno forja los verdaderos lazos de amistad con los compañeros.
Cada día se transforma en algo especial: importantes recuerdos y experiencias que se mantendrán a lo largo del tiempo. Pero también es un año de mucha presión, tenía miedo por la PSU, por todo lo que los profesores y los mismos alumnos comentaban, pero al final termina siendo solo una prueba. Yo estudiaba todos los días al menos dos horas. Además, iba al “preu” de lunes a jueves por lo que se me hizo un año bastante agotador. Sin embargo, no me falto el tiempo para estar con mis amigos, “echar la talla” o “carretear”. Si bien es mucho lo que hay que estudiar para esta prueba, creo que siempre hay q tener un tiempo para los amigos, al menos para despejarse y aclarar las ideas.
Recuerdo que el primer día de clases en la universidad estaba muy nervioso, porque claramente estaba entrando a un ambiente totalmente desconocido y no sabía cómo enfrentar la carrera y menos la vida universitaria que es tan distinta al colegio. Tenía miedo que no me gustara la carrera, que me fuera mal o no sentirme cómodo y parte del establecimiento. Por suerte me encontré con una universidad muy cálida y cercana, lo que me ayudó a calmar los nervios y a relajarme. También me preocupaba poder hacer buenas amistades, conocer personas con mis mismos intereses. Me acuerdo que llegué a la universidad y no conocía a nadie, así que me senté en la primera silla que encontré y le empecé a meter conversa al que estuviera al lado mío. Comencé de esta forma hacer amistades hasta que ya hablaba con casi todos. Luego, según la química y los intereses en común que se comparten con cada uno, se empezaron a formar grupos.
Ahora que ya terminó el primer año universitario seguimos siendo un grupo bien unido de amigos pese a que algunos se fueron de la U y otros ya no comparten los mismos ramos con todos. Hoy me siento muy conforme con mi decisión, ya que encuentro mi carrera es muy interesante, lo que considero es una motivación extra que me ha permitido llegar a fin de año. Pero también está el otro lado de la moneda, ya que tengo compañeros que no alcanzaron a terminar el semestre porque se dieron cuenta de que esta carrera no era lo suyo. La verdad, es que elegir la profesión correcta es un tema bastante complicado. Por esta razón es fundamental informarse de sobre las diferentes alternativas académicas de manera responsable y consciente.
Quiero aprovechar esta instancia para aconsejar a los jóvenes que van a ingresan a su primer año universitario en 2010, a que estén tranquilos, porque aunque el cambio del colegio a la universidad es radical, no es tan complicado. Lo importante es saber estar calmado y con la mejor disposición para enfrentar este nuevo desafío que se les aproxima.

Gentileza: Revista Vitrina Académica

Share Button