Subir

El recientemente designado Presidente del Banco Central, José de Gregorio

El  recientemente designado Presidente del Banco Central, José de Gregorio, publicó en los documentos de Política Económica del Banco Central  de Chile un estudio titulado  “Algunas reflexiones sobre el Crecimiento  Económico de Chile”, número 20  de agosto 2007, el que se encuentra a disposición de  profesores y alumnos interesados en el CEDOC UGM, segundo piso del edificio de la Biblioteca.

Por el debate que ha suscitado su nombramiento, resulta interesante destacar su pensamiento sobre  este importante tema para el país. De Gregorio destaca   la responsabilidad fiscal que ha caracterizado al país desde hace más de  20 años, la que desde el año 2000  se ha formalizado en  el uso de  la regla del superávit fiscal. En contraste-añade-las políticas monetarias  y cambiarias han experimentado cambios  muy significativos en las dos últimas décadas. Hoy la política  cambiaria se basa en un esquema de flotación, coherente con un esquema de integración financiera y que si bien  ha inducido a mayores fluctuaciones del tipo de cambio nominal en el corto plazo, ha significado un mayor grado de estabilidad de éste en plazos mayores, lo que previene  rigideces del tipo de cambio, asociadas en Chile a  crisis.

Asimismo, afirma que es equívoco decir que al Banco Central “sólo le interesa la inflación”, ya que lo que al final hace es contribuir a la estabilidad y al crecimiento con una política monetaria más activa en el control de la inflación y con la profundidad del mercado financiero. Centrar la política monetaria  en la estabilidad de precios  en un horizonte  temporal relativamente amplio, trae amplios beneficios  para el progreso de las economías y es en las tensiones del corto plazo y los beneficios más sostenibles  donde la autonomía de  los bancos centrales cobra máxima importancia. El economista se muestra de acuerdo en  perfeccionar nuestra política monetaria y añade que la estabilidad  macroeconómica no es lo único importante, sino  también examinar y tener un buen diagnóstico de nuestro proceso de crecimiento, la explicación de lo que ha pasado, las perspectivas futuras y las implicancias de  política.

Particularmente interesante es el análisis de las fortalezas y debilidades de  la economía chilena para crecer.

Entre las fortalezas destaca: la apertura al comercio exterior, la estabilidad macroeconómica, la fortaleza institucional y un sector financiero profundo y estable.

Entre las debilidades  menciona: el bajo nivel de  investigación y desarrollo en el país, en particular el del sector privado, junto con la necesidad de  ampliar la infraestructura pública;  la calidad deficiente en la educación, la que debería enfocarse  hacia la innovación y la adaptación de tecnologías; elevados niveles de desigualdad, la que limita  a muchas personas a acceder a trabajos productivos que redunden en un mayor crecimiento. De Gregorio propone  como fuentes futuras de crecimiento de la productividad  la entrada de empresas eficientes y la salida de las ineficientes, reasignación eficiente de recursos para lo cual se requiere un mercado de capitales profundo, perfeccionar las instituciones, creación de empleos, mejorar la ley de quiebras  que permita a los inversionistas altas tasas de recuperación, mejorar mecanismos de   seguros de ingresos para  trabajadores que pierden sus puestos de trabajo y por supuesto, mejorar la gestión del Estado, la que al igual que el mundo privado, requiere   de una interacción con el proceso de crecimiento.

El resto del paper  analiza   qué ha sucedido con el potenciadle crecimiento de Chile de  largo plazo, en donde el efecto de la  convergencia ocupa un importante lugar para explicar la reducción del crecimiento  potencial de Chile. La realidad chilena indicaría que  se requiere identificar algún área  donde haya un  evidente y significativo retraso  y cuya corrección se pudiera  hacer  de manera rápida. Este es un tema respecto del cual les economistas  tienen diferentes diagnósticos, explicaciones y soluciones.

De Gregorio finaliza  preguntándose qué pasaría en la  política monetaria de Chile si el Banco Central  se equivoca en su percepción de crecimiento de la economía de largo plazo y advierte que la política  económica actual  se hace en un ambiente de incertidumbre.

Un estudio actual  obligatorio para  economistas y personas interesadas en conocer el pensamiento del nuevo  Presidente del Banco Central.

 

Verónica Neghme Echeverría
Directora Centro de Estudios y Documentación
Universidad Gabriela Mistral.

 

 

Share Button