Subir

Elecciones en Japon y Corea del Sur: Dos hitos importantes en Asia

Japón y Corea del Sur  son dos  países relevantes en el contexto del Asia, ambos estrechos  aliados de  EEUU, aún cuando  mantienen una vinculación comercial  fuerte con  China, Asean y el resto de Asia. Ambas economías, han sufrido los embates de la crisis  económica de EEUU y Europa, aunque con diferentes matices y perspectivas.

En Japón,  el partido liberal ganó las  elecciones legislativas y siendo un régimen parlamentario, su líder, Shinzo Abe, será el nuevo Primer Ministro, retornando al poder tras  un breve período anterior hace tres años. La campaña estuvo centrada en ofrecer “ un nuevo partido liberal”, ya que tras el período del ex primer Ministro Koizumi en 2001-2006,  denominado “ el reformista, dicho partido no pudo  llevar  cabo las  reformas estructurales que  requiere  el país nipón, entre ellos, la deflación. Japón ha tenido tres recesiones  en cinco años, tiene serios problemas demográficos con una población que envejece y no crece, las consecuencias que trajo el Tsunami y la crisis de la energía nuclear, a lo que se agrega ahora  relaciones  tensas con China por  el reclamo de las islas Senkaku/Diaoyu, también  reclamadas por Taiwan,  a raíz que Japón comprara   tres islotes este año. El sistema de partidos  sufre un estancamiento y la población parece desencantada  con ellos, un problema serio en muchas partes del mundo. Esta “ renovación “ del Partido liberal con Abe  a la cabeza,  abre expectativas  para   superar la crisis estructural de Japón, particularmente en lo que se  refiere a sacar al país de la deflación y , corregir la fortaleza del yen, impulsar un plan de gasto público que haga crecer al país(1,7%  hoy) y presionar al Banco Central para que implemente una política monetaria más  expansiva,  a objeto de hacer más competitivos en el exterior los productos japoneses, encarecidos por un yen alto. Abe tiene  además  una postura  más  nacionalista  frente a la seguridad nacional, lo que implicaría una reforma del artículo 9 de la Constitución política que  le otorga  Japón fuerzas de autodefensa,  pacifistas. El PDL  ha debido formar coalición con el partido Nuevo Komeito, más moderado que los liberales en materia de defensa. Tanto los analistas como la prensa han especulado este año sobre un posible conflicto armado entre China y  Japón, lo que estimamos poco factible, si bien las tensiones  se incrementaron este año, Japón no está en condiciones de declarar una guerra y debiera recomponer su vinculación comercial con China, afectada por este conflicto, que data de años,  por las riquezas existentes en las islas (agua, energía, flora y fauna). China tampoco, en tanto debe continuar su desarrollo para ser  potencia y en la medida que  el nuevo futuro presidente Xi Jinping, ha prometido una diplomacia flexible, y pragmática . En Japón,  la clase política está dividida en torno al tema de la energía nuclear tras el desastre de Fukushima, y también en lo que se refiere al libre comercio (desacuerdo incluso entre los liberales  frente al Acuerdo Transpacífico). Otros desafíos en Japón se refieren a cambios en la sociedad, como por ejemplo iguales oportunidades de trabajo para las mujeres, mejores incentivos para emprender negocios y  una mejor seguridad social. En síntesis, problemas  estructurales que requieren soluciones de largo plazo y consenso en la  sociedad,  y aún cuando las medidas económica de Abe  van en la dirección correcta, requieren que  el sistema político y la sociedad  lo acompañe.

Las elecciones en Corea del Sur dieron por ganadora a Park Geun-hye, gobernante del partido Nueva  frontera, hija del ex presidente Park, militar que fuera asesinado.  Su elección como presidenta-la primera mujer- no fue una sorpresa frente a su oponente  Moon, del partido de centro  izquierda Democrático Unido, siendo una elección con un 76% de participación, lo que la legitima como presidenta, en un sistema político  fuertemente presidencialista. Se espera que cumpla sus promesas de campaña,  de estimular a las pymes, recortar la influencia de los chaebols, estimular  el gasto social,  reconstruir confianzas en las estancadas  relaciones intercoreanas,  reforzar las relaciones con su aliado, EEUU, , una mejor distribución de la riqueza y aumentar la clase media. Su elección fue recibida positivamente en China, cuyas relaciones económicas  son fluidas y  estrechas,  con expectativas  de   firmar un TLC, dado que China es  el mayor comprador de bienes  hechos en Corea del Sur y éste es el tercer socio comercial de China. Aún cuando Corea de Sur tiene  un conflicto territorial sobre la isla Leodo con China, se espera que la nueva administración ejerza un rol moderador en éste y en el Asia,  reiniciando  un diálogo con Corea del Norte.  Si bien  la tarea es más difícil y de largo aliento en Japón, Corea  tiene también desafíos importantes  internos y en su vinculación con Asia. Dos países relevantes y cuya coyuntura es preciso seguir atentamente.

Verónica Neghme E
Directora Ejecutiva
Instituto de Estudios del Pacífico y del Indico
UGM

Share Button