Subir

ENTREVISTA EN DF

Veronica-Neghme-1

El Lunes 17 de enero fue publicada la siguiente entrevista a Verónica Neghme E., Directora Ejecutiva del Instituto de Estudios del Pacífico UGM.

La “tierra de oportunidades” que ofrecía APEC se desvanece entre promesas incumplidas


La creación del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), hace 22 años, pretendía ofrecer una ventana multilateral de oportunidades comerciales y de inversiones a las 21 economías miembro de esta asociación. Si bien se han celebrado más de 100 tratados bilaterales y se ha intensificado la cooperación e integración, han surgido trabas que han llevado a un estancamiento del Foro y han dificultado alcanzar uno de los objetivos principales de la asociación: establecer un área de libre comercio en el Asia Pacífico.

Sin embargo, hay otros obstáculos que APEC ha tenido que enfrentar, como el rechazo de miembros a la integración de más países y la propia estrategia de desarrollo de las economías asiáticas, que han privilegiado la conformación de mercado regional interno para vender sus productos, antes que al resto de los miembros.

Apertura estancada

Una de las grandes promesas con la que se dio nacimiento a APEC fue que se lograría una apertura comercial entre los países de las regiones asociadas. Pero hasta ahora, no ha sido así. Las metas de Bogor, acordadas en la cumbre celebrada en la ciudad indonesia, en 1994, establecía que las naciones industrializadas debían realizar una apertura comercial y de inversiones para 2010 (primera etapa que no se cumplió), y para el caso de las economías en desarrollo, sería en 2020. Entre las razones para esta paralización está el hecho de que muchas de las economías no están totalmente dispuestas a liberalizar el comercio y, como los acuerdos del Foro se basan en el consenso de sus miembros y en tratados no vinculantes, no se les puede obligar a cumplir lo que habían acordado al principio.

“Como las metas no se han cumplido, se ha producido un estancamiento en el Foro”, comentó a DF la directora ejecutiva del Instituto de Estudios del Pacífico e Índico de la Universidad Gabriela Mistral, Verónica Neghme. “Lo de la liberalización y apertura está bastante estancado, y no es sólo por la premisa misma del Foro de que opera por consenso y de que los países asiáticos son más lentos para abrirse, sino que también por la crisis económica, que hizo que las economías se restringieran en su apertura”, señala la experta.

Y esta lentitud de los asiáticos para abrirse se explica porque ellos han puesto un mayor énfasis en establecer lazos con sus pares de la región, desarrollando un mercado interno para sus propios productos. “Tienen su propio mecanismo de apertura intra-asiático, liderado por China, y se ha formado un bloque que es prioritario para ellos. Australia también tiene iniciativas como ésta que apuntan a lo mismo”, añadió Negme. De hecho, se han firmado más de 100 tratados bilaterales dentro de los miembros asiáticos de APEC, con lo que se ha dejado de lado el espíritu de multilateralidad.

Por esta misma razón, el establecimiento de una zona de libre comercio (FTAAP, su sigla en inglés) se ve cada vez más lejano. Durante la última cumbre de noviembre, en Japón, los líderes llamaron a dar “pasos concretos” para crear esta zona, que se basará en proyectos regionales en curso, como el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), una pequeña zona de libre comercio a la que pertenecen Brunei, Chile, Nueva Zelandia y Singapur, y a la que EE.UU. y Perú quieren sumarse. Los observadores apuestan a que la ampliación de este instrumento a más economías será finalmente lo que derive en un tratado de libre comercio.

Negativa a nuevos miembros

Otro tema engorroso de concretar ha sido la aceptación de nuevos miembros a la asociación. Colombia e India han sido dos países que han solicitado su integración, pero se han topado con obstáculos para hacerlo. Colombia ha encontrado voces de rechazo de parte de los asiáticos. “Colombia es un país extra regional, no es asiático, a pesar de que es una economía que da al Pacífico, pero los complica tener más miembros”, opina Negme.

En tanto, India inicialmente encontró apoyo de parte de EE.UU. Australia y Japón, pero otros países de la región rechazaron esta opción, por una parte, porque la amenaza que representaba a su liderazgo, y por otro lado, porque India no cuenta con una de las características geográficas de las economías de APEC: carece de salida al Océano Pacífico.

“Cuando se formó APEC, se formó como un foro con una unidad geográfica común que era el Pacífico, pero también tenían en común la apertura de su economía. En el fondo, lo que China puede cuestionar de India es el hecho que no pertenezca al Pacífico, pero también India es un competidor a la larga que quizás en unos años más puede estar a la par con China”, acota la experta.

Periodista: María Ignacia Alvear C.

Share Button