Subir

Francia y Corea del Sur entran en el mercado de los “trolls de patentes”

El mercado de patentes, especialmente en Estados Unidos, es un escenario competitivamente feroz para las empresas privadas. Ahora, a esta pugna por la propiedad intelectual se unirán los gobiernos de Corea del Sur y Francia, ya que ambos países han puesto en marcha empresas públicas de adquisición de patentes con el objetivo de ayudar a las compañías tecnólogicas de sus respectivos países y, de paso, extraer beneficios del proceso. También China y Japón están realizando movimientos para sumarse a esta tendencia en un futuro cercano.

Estas empresas (la coreana Intellectual Discovery y la francesa Brevets) son similares a las compañías privadas de adquisición de propiedad intelectual en Estados Unidos, despectivamente conocidas como “trolls de patentes”. Estos negocios no utilizan en realidad las patentes que adquieren para desarrollar productos, sino para comerciar, y a menudo son acusados de frenar la innovación de empresas que realmente quieren producir pero no pueden abonar las regalías.

En Estados Unidos, la empresa Intellectual Ventures fue lanzada por Nathan Myrhvold, ex director del área tecnológica de Microsoft, y cuenta con el apoyo económico de Microsoft, Google y varias universidades y fundaciones. Esta fue una de las primeras empresas que vieron las patentes como un arma estratégica y una oportunidad de negocio. La irrupción de empresas como Intellectual Ventures, que ahora tiene unos 5.000 millones de dólares en capital y unas 70.000 patentes adquiridas, ha aumentado espectacularmente el número de litigios, sobre todo en el terreno de la tecnología móvil. De las diez empresas con más demandas por patentes, más de la mitad -Apple, Samsung, Sony, AT&T, HTC o LG- entran en esta categoría.

También podría complicar los esfuerzos para mejorar la cooperación mundial en asuntos comerciales como la piratería en línea y la seguridad informática. El congresista norteamericano Peter DeFazio, demócrata por Oregon e impulsor de un proyecto de ley destinado a limitar los litigios sobre patentes, cree que estas nuevas entidades respaldadas por los gobiernos suponen una forma de proteccionismo: “Se trata de un nuevo nivel de peligro”, dijo DeFazio.

Los agregadores de patentes patrocinados por gobiernos siguen siendo actores relativamente poco importantes en el mercado de patentes. “Todavía está en una etapa de incubación y se centra prácticamente en la agregación IP”, dijo Park Jong-Pil, del Ministerio de Economía del Conocimiento de Corea del Sur, a la agencia Reuters. “No estamos cerca de una etapa de grandes ingresos o identificación de las entidades que violan nuestras patentes” sobre las que emprender acciones legales. Las demandas presentadas por estos “trolls de patentes” son, a día de hoy, uno de los mayores problemas para compañías como Apple, Hewlett Packard o Samsung, que el año pasado fueron las tres compañías con más demandas de este tipo.

La empresa coreana Intellectual Discovery ha comprado más de 200 patentes estadounidenses, según datos del gobierno de EEUU. Pero algunas señales muestran que su estrategia va más allá de ayudar a las empresas coreanas que operan en el extranjero. Una de las patentes adquiridas fue de una tecnología de reconocimiento de retina, desarrollada por la empresa Avago Technologies de Singapur. Poco después, Intellectual Discovery vendió la patente a Google, que está desarrollando tecnologías similares para su proyecto Google Glass.

Brevets, la compañía francesa, posee sólo cuatro patentes en Estados Unidos. Yann Dietrich, su vicepresidente, declaró, también a Reuters, que su objetivo era invertir en las empresas francesas que mejor puedan monetizar su tecnología. “No estamos jugando con las reglas para sacar dinero”, dijo.

Estos “agregadores de patentes” defienden crear un mercado más líquido de la propiedad intelectual valiosa, y ayudan a asegurar que los inventores legítimos (especialmente aquellos que no trabajan para las grandes corporaciones) sean pagados por sus innovaciones. La aparición de distribuidores de propiedad intelectual patrocinados por el estado añade un nuevo elemento geopolítico al debateacerca de los “trolls de patentes” y la manera de proteger las invenciones legítimas sin reprimir la innovación.

http://www.elcorreo.com/innova/internet/20130321/trolls-patentes-publicas-201303211431-rc.html

Share Button