Subir

Columna: Francisco, la ONU y los mínimos

padre-sebastian-correa-Para el Papa hay un mínimo que todos tenemos la responsabilidad de brindar, sin importar las diferencias: “Vivienda propia, trabajo digno y debidamente remunerado, alimentación adecuada y agua potable”. La propuesta es sencilla, pero no por ello ingenua. ¿No son estos elementos la base de lo que podríamos considerar una condición mínima material de dignidad social?

Techo, trabajo y tierra. Tres conceptos simples que pueden ser comprendidos por los gobernantes de las grandes naciones, los responsables de importantes grupos económicos y también por el hombre sencillo de la calle. Ese fue el lenguaje que utilizó el Papa Francisco en su reciente intervención ante la sede de las Naciones Unidas donde propuso trabajar unidos para alcanzar, como una gran familia, una dignidad mínima para todos los hombres y mujeres del planeta.

Ciertamente los desafíos varían según las realidades geopolíticas, sociales y económicas de cada nación. Pero para el Papa hay un mínimo que todos tenemos la responsabilidad de brindar, sin importar las diferencias: “Vivienda propia, trabajo digno y debidamente remunerado, alimentación adecuada y agua potable”. La propuesta es sencilla, pero no por ello ingenua. ¿No son estos elementos la base de lo que podríamos considerar una condición mínima material de dignidad social?

Para leer la columna completa haz clic aquí.

Noticia publicada en Diario La Nación,
por P. Sebastián Correa
Publicado: 06/10/2015

 

 

Share Button