Subir

Historia

El Papa Juan Pablo II nos recuerda que “el desarrollo de la ciencia y la técnica —testimonio espléndido de las capacidades de la inteligencia y de la tenacidad de los hombres—, no exime a la humanidad de plantearse los interrogantes religiosos fundamentales, sino que más bien la estimula a afrontar las luchas más dolorosas y decisivas, como son las del corazón y de la conciencia moral”. (Veritatis splendor, 1.)

La Universidad Gabriela Mistral en conjunto con el Centro de Estudios Católicos (Fundación CEC CHILE) creó en el año 2010 el Instituto de Bioética con el fin de enfrentar los cuestionamientos éticos que están surgiendo de los avances de la ciencia y la medicina en el ámbito de la salud, el inicio y el fin de la vida, y así asegurar que todo esfuerzo realizado vaya en beneficio de la persona humana.

Conocemos los grandes adelantos en el campo de la medicina, la genética, así como en las nanotecnologías aplicadas a la medicina, frente a lo cual surge la necesidad de actuar respetando ciertos códigos y normas éticas. Con una profunda base filosófica y antropológica cristiana, que parte de una visión integral del ser humano, el Instituto de Bioética (IB) atiende estas necesidades a través de las siguientes áreas:
(1) investigación,
(2) docencia,
(3) extensión y
(4) asesoría.