Subir

Una Nueva Mirada a la Educación

Como decía G.K. Chesterton: No hay gente no educada. Es cierto, todos de alguna manera estamos educados, ya que adquirimos ciertos conocimientos por medio de un método educativo externo. Lo que pasa es que hay gente mal educada y eso pasa porque se educa en forma alejada de la verdad y del bien.

Este 2012, se cumplieron los 200 años del nacimiento del gran autor Charles Dickens, observador de las realidades humanas. En sus libros podemos ver desde sus ejemplos, la idea de educación y contraeducación. El Señor Fagin (el jefe de los ladrones del libro Oliver Twist) era un gran educador, formador de ladrones en la escuela de la delincuencia callejera. El señor Strong (maestro de la escuela de Canterbury a la que asiste David Copperfield) enseñaba a sus pupilos con el alma y ligado a la idea de la verdad. Era un gran formador. Frente a este argumento se nos viene a la cabeza qué enseñar. Sólo se debe enseñar lo que es verdadero y para poder transmitir la verdad es necesario que quiénes educan conozcan y amen la verdad.

En Chile y en muchas partes del mundo se mira al ser humano en forma limitada, sobrevalorando una sola capacidad de su inteligencia, como si ésta fuese LA INTELIGENCIA. Esta capacidad es la lógica deductiva, es decir la capacidad para matemáticas y lenguaje, materias que se pueden medir (SIMCE y PSU). Pero la inteligencia no es lineal sino múltiple y es esto lo que explica que muchas personas con una PSU mediocre les vaya bien en la vida y a muchos con puntajes sorprendentes les vaya mal.

Inteligencias Múltiples, teoría de Howard Gardner.

Sir Ken Robinson, uno de los más importantes teóricos actuales en educación, dice que los colegios matan la creatividad ya que se enfocan sólo en desarrollar la inteligencia lógico matemática y de ese modo hemos vivido la tiranía del lado izquierdo del cerebro, desperdiciando recursos humanos por doquier. Resultado, los niños leen, pero no entienden lo que leen. La imaginación se pierde como mera sutileza asociada a fantasías irracionales y con ella se pierde la flexibilidad mental y la potencialidad creativa. La creatividad no es más que imaginación aplicada a algo que es valorado.

Sir Ken Robinson “Cambiando los paradigmas en educación” 

El Cambridge Primary Review, el informe independiente más importante hecho en el Reino Unido desde el informe Plowder de 1967, concluye que la educación inglesa es un desastre ya que es demasiado estrecha. Su Editor Jefe, Robin Alexander dice que el currículo es más restringido ya que se sobre enfoca en matemáticas e inglés dejando de lado otras asignaturas. Recomienda que los niños no debieran empezar el colegio hasta los 6 años y que antes se debe fomentar el aprendizaje a través del juego y la oralidad para desarrollar activamente la imaginación. Hace énfasis en el hecho que las constantes mediciones entorpecen los procesos educativos y que la homogenización de curriculums por parte del gobierno central es el mayor drama de la educación inglesa, ya que los contenidos no responden a las realidades diversas que existen en las regiones del Reino Unido. Si esto es aplicable para las islas británicas, es aún más dramático si pensamos en Chile de Arica a Punta Arenas y de la Cordillera al secano a la costa.

Resumen del reporte final: Informe de Educación Primaria de Cambridge.
Resumen de las políticas prioritarias: Informe de Educación Primaria de Cambridge.

Las empresas piden gente creativa, que resuelva problemas, que tenga manejo de crisis, habilidades que no se enseñan en el colegio. El currículum se enfoca en demasía en las matemáticas y el lenguaje y olvida o bien posterga otras habilidades que son esenciales para crear o potenciar estas llamadas “habilidades blandas”. Debido a la ausencia total de estas habilidades en los profesionales que emplean, las empresas gastan enormidades en “coaching” y otros mecanismos esperando poder generarlas. El problema es que aquello que se atrofió en la infancia rara vez se recupera. Esto es tan determinante que las empresas a la hora de contratar, teniendo varios candidatos para un trabajo, eligen aquellos que tienen otras habilidades diferentes a su disciplina profesional. Buscan mentes flexibles. ¿Qué hacemos entonces para educar personas que se ajusten en forma real al mercado laboral?

La respuesta está en dar otra mirada a la educación y preguntarse en forma real ¿Qué es la calidad de la educación? ¿Es realmente lograr 10 puntos más en el SIMCE? Entendemos que nuestra sociedad quiere medir todo. Pero hay cosas que no son medibles y es más, hay cosas que es nefasto intentar medir.