Subir

La Virgen del Carmen: Historia de una devoción. Conferencia dictada por Myriam Duchens B.


El pasado miércoles 4 de abril, se realizó en el marco de las actividades de Semana Santa, la charla sobre: “La Virgen del Carmen: Historia y Devoción”. La exposición estuvo a cargo de la historiadora Myriam Duchens quien presentó la investigación realizada entorno a la patrona de Chile.
A continuación una nota realizada por Javier Alvaradejo B., alumno de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales:
A veces los historiadores solemos prestar demasiada atención a los grandes procesos políticos, sociales, económicos, de hechos significativos para el desarrollo de las naciones, o de grandes proyectos culturales, a veces obviando cosas que son tan significativas como dichos grandes procesos, y, dentro de lo que a mi opinión respecta, la investigación que nos presentó Myriam Duchens habla de aquello: de la tremenda importancia que tuvo la imagen de la Virgen del Carmen en la identidad cultural de Chile, siendo incluso, en palabras de la expositora, “una imagen de unidad para todos los chilenos”.
La conferencia tuvo un eje central que fue el mostrar, dentro de la investigación que hizo la mencionada historiadora, la forma en cómo la Virgen del Carmen se transforma en parte de la identidad cultural chilena, revisando su presencia a lo largo de la historia de Chile y cómo ha influido su imagen en los distintos hitos, desde la Independencia hasta nuestros días.
Según la investigación de la historiadora, la Virgen del Carmen llega a Chile antes que Pedro de Valdivia e incluso antes de la llegada de Diego de Almagro, pues cuenta la leyenda del romance entre un portugués y una princesa Inca, a la que le decían “la Tirana”, por su forma dura de tratar a la gente, ya que, luego, al huir la pareja muere y en el lugar del fallecimiento se erige una ermita, que sería posteriormente la capilla de la Virgen del Carmen de la Tirana. El culto a la Virgen del Carmen comienza a hacerse masivo en el siglo XVI a través de los agustinos, quienes reparten escapularios de la Virgen. Y ya a fines del siglo XVIII sería la tercera imagen de la Virgen más venerada. En 1643 se crea la primera Cofradía de la Virgen del Carmen en Concepción, lo que más adelante sería importante, pues, según la historiadora, muchos soldados chilenos que lucharon en la Independencia provenían, precisamente, de Concepción y eran miembros de dicha cofradía. San Martín nombra a la Virgen del Carmen como patrona del Ejército Libertador (en oposición a la patrona del Ejército Realista, que era la Virgen del Rosario, la que, según contaba la historiadora, era la Virgen más venerada en Chile) tras una votación al ver que la gran parte del ejército que lideraba era devoto.
Luego O’Higgins haría lo propio al nombrar a la Virgen del Carmen como la patrona del Ejército de Chile, llegando a ser, así, uno de los factores que darían forma a la identidad chilena, siendo un factor de unidad.
Y así se va escribiendo una historia de devoción y se crea un fuerte lazo entre la Virgen del Carmen y el pueblo de Chile, siendo así, nuevamente, uno de aquellos importantes detalles que dan forma a las naciones, pero que los historiadores a veces tendemos a obviar, ya sea por soberbia o pura ingenuidad, por eso el trabajo de la historiadora Myriam Duchens es tan importante, porque no sólo nos muestra la historia de una devoción que es muy nuestra, sino que, también, nos muestra que la historia no sólo está hecha de los grandes hechos o procesos políticos o económicos, sino que la formación de la identidad cultural en torno a la religión tiene, en este caso, la misma importancia.

Share Button