Subir

Las reinas del vóleibol

Selección-Voleibol-UGM- 1
Tal como en el primer semestre, las jugadoras de la selección de vóleibol de la Gabriela Mistral se coronaron como las mejores del torneo de la Odesup.

Catalogado como uno de los equipos más fuertes de la competencia universitaria, la UGM comenzó la final contra la Usach con las luces encendidas, pese a las importantes ausencias por lesión de Alejandra Covacevich, Carolina Suárez, Carolina Piña y Manuela Matas.

Poco podían hacer las del elenco de la Universidad de Santiago para contrarrestar la potencia de Chris Vorpahl, Francisca Espejo y Aixa Romero. Pero no había tiempo para descuidarse, porque al otro lado de la red, sus rivales mostraban los pergaminos que las llevaron a la definición del Clausura.

Sin embargo, el sexteto de Lyon no sólo exhibió los misilazos de sus figuras, sino también la buena recepción de Daniela Burgos y Pía Romero, y la clase para armar de Paula Flores, quien fue el complemento perfecto para las atacantes.

Funcionando como un relojito sin fallas, y con Vorpahl dañando con su servicio y Cynthia Sandoval bloqueando los ataques rivales, la Mistral se llevó el primer set por 25 a 20, en 23 minutos.

Para suerte de las pupilas de Igor López, las cosas no cambiaron mucho en el segundo parcial. Es más, las mistralinas siguieron afinando sus muñecas, lo que las llevó a imponerse categóricamente por 25 a 15.

Llegaba la tercera manga y la UGM debía cerrar la final para celebrar un nuevo título. Pero no se pudo: aparecieron las imprecisiones, los errores y la oportunidad no la dejó escapar la Usach, que alargó la definición a un cuarto período, luego de ganar por 25 a 21.

Y justo a tiempo, la Mistral recuperó el tranco. Volvieron los potentes remaches, los saques precisos, los pases certeros y un nuevo campeonato, que llegó de la mano del 25 a 20.

“Nos pasó el viejo mito del tercer set, en el que uno se relaja. Fue error nuestro y lo perdimos solas, pero después repuntamos y lo sacamos adelante. Estamos muy contentas, porque pudimos jugar todas juntas, ya que durante el año estuvimos repartidas entre los clubes y la selección, pero nos reunimos y salimos campeonas”, contó muy feliz Francisca Espejo.

También muy contenta estaba Pía Romero, quien no pudo jugar la final del Apertura por estar con la gripe AH1N1. “Estoy demasiado feliz. En los dos primeros sets mostramos nuestro juego y nos salió todo bien: la recepción estuvo perfecta, los ataques caían adentro y con los bloqueos no pasaba ninguna”.

En medio de la celebración, Chris Vorpahl agregó que “fuimos campeonas del Apertura, del Clausura y ahora nuestra meta es ganar el título del Nacional, para tener tres campeonatos en el año”.
Selección-Vóleibol-UGM

Selección-Vóleibol-UGM-2

Selección-Vóleibol-UGM-3

Share Button