Subir

Lecciones coreanas para superar una crisis económica

Decíamos en el artículo anterior que Corea del Sur pasó de un crecimiento continuado durante 35 años (desde 1962) a sufrir una súbita y aguda crisis económica en 1997. Comentábamos que la pérdida de competitividad del país en particular y el contagio del crash financiero asiático en general constituyeron las grandes causas de la recesión. Sin embargo, este bache económico fue rápidamente superado. ¿Cómo Corea del Sur dejó atrás tal crisis de forma tan rápida y contundente?

El impacto de la crisis fue notable: el PIB cayó espectacularmente (un 7%), el porcentaje de desempleo escaló del 2,5 al 9 en dos años y la pobreza, ya por aquel entonces minoritaria, se duplicó. El Fondo Monetario Internacional inyectó a la deprimida economía surcoreana más de 50.000 millones de dólares de aquel entonces y se impusieron, a cambio, fuertes medidas para el ajuste empresarial y financiero. Las deudas privadas se restructuraron con acierto, esto fue un éxito interno, y también hubo un factor externo que ayudó mucho a la recuperación: el comercio internacional – ya Corea del Sur era un gran exportador – se disparó por aquel entonces.

También fue igual o más importante la idiosincrasia de la sociedad surcoreana. Su patriotismo y disciplinado carácter fueron claves para cohesionar el país y luchar unidos por superar la crisis y asumir con entereza los años difíciles. Hubo grandes sacrificios colectivos (recortes sociales, subidas de impuestos) pero se asumieron con dignidad, con la esperanza de que tales esfuerzos, por draconianos que resultaran, merecerían la pena. Pese a todo, no se descuidó la política de inversión en educación e innovación, los factores más importantes del éxito económico surcoreano.

Tras dos años de ajuste y recuperación económica el sistema productivo y financiero de Corea del Sur volvió a funcionar a pleno rendimiento hasta hoy en día. Y si bien es cierto que la crisis de 2008-2009 le pasó factura, su impacto fue relativamente escaso, sobre todo en comparación con el cataclismo que sufrieron otros países como España. Fue esta última crisis otro ejemplo de cómo superar los ciclos negativos económicos (que, inevitablemente, siempre sucederán) con rapidez y éxito si un país está preparado para ello y “hace los deberes” cuando la economía se expande.

Park Geun-Hye, la actual Presidenta de la Nación, apuesta fuertemente por lo que ella llama “economía creativa”. Lejos de relajarse con un 3% de paro, el mejor sistema educativo del mundo, una industria cada vez más competitiva y las cuentas públicas bajo control, la Sra. Park quiere impulsar un crecimiento todavía más basado en el alto valor añadido (innovación, ciencia, diseño, nuevas tecnologías…). Entiende que, a pesar de los magníficos indicadores actuales, el futuro puede volver a traer problemas, y también que, aunque el bienestar de la sociedad surcoreana es incontestable en general, todavía es posible hacer las cosas mejor.

http://blogs.globalasia.com/corea-del-sur/lecciones-coreanas-para-superar-una-crisis-economica-iii/

Share Button