Subir

Los comandantes en jefe surcoreanos prometen preparación en medio de la lucha de poder del Norte

Seúl, 4 de diciembre (Yonhap) — Los comandantes en jefe de Corea del Sur celebraron una reunión semestral, este miércoles, para evaluar la situación de seguridad y su preparación, explorando con cuidado los posibles cambios en Corea del Norte, impulsados ​​por una lucha de poder en su círculo interno.

El ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, organizó la reunión a la que asistieron 140 jefes militares de todo el país, incluido el jefe del Estado Mayor Conjunto, Choi Yun-hee, los jefes de las ramas militares y los principales comandantes de operaciones, para discutir los problemas actuales de seguridad.

La reunión tuvo lugar en un momento en el que Seúl está manteniendo una estrecha vigilancia sobre Pyongyang, después de que se cree que Jang Song-taek, el tío del líder norcoreano, fue relevado, el mes pasado, de todos los cargos, y que dos de sus confidentes más cercanos fueron ejecutados públicamente.

Si se confirma, la destitución de Jang supondría la purga más importante en el liderazgo de Corea del Norte desde que Kim sucedió a su difunto padre, Kim Jong-il, en diciembre de 2011.

“Dos años después de que Kim Jong-un asumiera el cargo, están en curso los trabajos para reorganizar la estructura de poder dentro del círculo interno en Corea del Norte. Bajo esta circunstancia, Corea del Norte está intensificando las capacidades militares en todo el país”, dijo el ministro Kim al iniciar la reunión. “La reunión de los comandantes de este año es especialmente significativa”, agregó.

Las comandantes en jefe prometieron mantener una alta vigilancia contra el país comunista para evitar cualquier provocación para sus logros políticos.

“La destitución de Jang Song-taek podría dar más poder a Kim Jong-un y sus colaboradores cercanos, lo que podría aumentar la inestabilidad en el régimen de Pyongyang”, dijo un oficial militar de alto rango. “A la luz del reciente cambio, están aumentando los llamamientos de que (las Fuerzas Armadas de Corea del Sur) deben prepararse no sólo para las provocaciones, sino también para una batalla sin cuartel”, agregó.

La reunión también revisó los planes operativos para mantener el ritmo con el plan del Gobierno para ampliar la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ, según sus siglas en inglés) en respuesta al establecimiento de la ADIZ de China, que incluye los territorios sureños de Corea del Sur, según las fuentes militares.

En respuesta a la creciente amenaza que representan los misiles y el programa nuclear de Corea del Norte, los participantes prometieron acelerar el establecimiento del sistema independiente de Defensa Aérea y de Misiles de Corea del Sur y un sistema de destrucción preventiva de misiles mediante la mejora de la actual defensa de misiles y la adquisición de satélites de vigilancia.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/12/04/0300000000ASP20131204001200883.HTML

Share Button