Subir

Ocho de cada diez surcoreanos ven posibilidad de guerra con Corea del Norte

Seúl, 8 de enero (Yonhap) — Casi ocho de cada diez surcoreanos aún ven la posibilidad de que estalle la guerra con Corea del Norte, sesenta años después de que la Guerra de Corea terminara en un cese el fuego, mostró este martes un sondeo.

Según la encuesta de la agencia de los veteranos a 1.020 adultos en todo el país, el 78,7 por ciento dijo que puede tener lugar en la Península Coreana otra guerra con el país comunista, mientras que el 15,7 por ciento creía que la guerra había acabado en efecto, y sólo el 4,2 por ciento consideró que la guerra se había acabado completamente.

El Ministerio de los Asuntos de Patriotas y Veteranos llevó a cabo el sondeo, del 15 al 24 de noviembre del año pasado, para evaluar el sentimiento público sobre la guerra inacabada, previo a la celebración del 60º aniversario de la tregua.

Entre ellos, el 45,7 por ciento esperaba que las dos Coreas permanezcan divididas durante los próximos 20 años, mientras que el 25 por ciento señaló que el estatus actual durará la próxima década y el 10,2 por ciento dijo que durará 15 años más.

Para promover la paz en la región, los encuestados demandaron que el Gobierno lleve a cabo esfuerzos para incrementar la conciencia de seguridad entre el pueblo, propugne la reconciliación con Pyongyang, refuerce la seguridad nacional, promueva la diplomacia con otros países y fortalezca la alianza militar con Estados Unidos.

El resultado subraya las persistentes preocupaciones sobre la seguridad entre los ciudadanos, ya que el líder norcoreano, Kim Jong-un, está tratando de consolidar su poder después de tomar las riendas del empobrecido país cuando su padre, Kim Jong-il, falleció en diciembre de 2011.

Aunque las dos Coreas no han participado en una guerra a gran escala desde que la guerra de tres años se acabó en una tregua en 1953, en las últimas décadas han tenido lugar pequeñas escaramuzas cerca de la frontera y en el mar occidental tensamente custodiado.

Las tensiones se intensificaron después de que 50 surcoreanos perdieran la vida en 2010 en dos ataques mortales del Norte en el mar Amarillo. El lanzamiento de un cohete de largo alcance de Pyongyang, el mes pasado, crispó aún más los lazos intercoreanos, puesto que el lanzamiento fue considerado como una prueba de su tecnología de misiles balísticos.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/01/08/0300000000ASP20130108002600883.HTML

Share Button