Subir

Park dice que desarrollo nuclear norcoreano es intolerable pero deja abierta la puerta para el diálogo

Seúl, 10 de enero (Yonhap) — La presidenta electa de Corea del Sur, Park Geun-hye, dijo que el desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte no puede ser tolerado, pero ella dejará abiertas las puertas para el diálogo y la ayuda humanitaria a la nación comunista, dijo una portavoz.

Park hizo la declaración durante una reunión con el viceministro chino de Relaciones Exteriores, Zhang Zhijun. El diplomático chino hizo una visita a Park como un enviado especial del Gobierno chino, según la portavoz Cho Yoon-sun.

“El desarrollo nuclear de Corea del Norte nunca puede ser tolerado”, según las palabras de Park.

La presidenta electa dijo que Seúl responderá con severidad ante cualquier provocación adicional de Corea del Norte, pero también dejó en claro que al mismo tiempo “dejará abiertas las ventanas del diálogo y la cooperación, incluyendo la ayuda humanitaria”.

Park también hizo hincapié en que Corea del Sur, China y otros miembros de la comunidad internacional deben enviar un “mensaje consistente y claro” a Corea del Norte, a fin de que Pyongyang se convierta en un miembro responsable de la comunidad, dijo la portavoz.

Zhang, quien llegó a Seúl el miércoles, entregó a Park una carta personal del próximo líder de China, Xi Jinping, quien asumirá el cargo en marzo. En la carta, Xi dijo que China considera a Corea del Sur como un vecino importante y trabajará junto con Seúl para fortalecer aún más las relaciones. Xi también invitó a Park a visitar China.

Park señaló que las relaciones entre Seúl y Pekín han hecho notables progresos en las últimas dos décadas, y los dos países deben cooperar para establecer una nueva visión para mejorar aún más las relaciones, dijo la portavoz.

Su reunión se produce en un momento en que los esfuerzos de Corea del Sur para conseguir que el Consejo de Seguridad de la ONU castigue a Corea del Norte por su lanzamiento de un cohete de largo alcance el 12 de diciembre, han estado en el limbo debido, al parecer, a la oposición de Pekín, uno de los cinco miembros permanentes con poder de veto del consejo.

China, el principal aliado que le queda a Corea del Norte, se ha mostrado renuente a ponerse dura con Corea del Norte sobre la preocupación de que el presionar demasiado fuerte a Pyongyang podría causar inestabilidad en el país vecino comunista y afectar a sus intereses económicos y políticos.

Zhang dijo a Park que China no se opone a una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU, emitida justo después del lanzamiento del cohete de Corea del Norte. Sin embargo, el enviado chino también dijo que es importante asegurarse de que las tensiones no aumentarán más, según la portavoz.

Antes de realizar una visita de cortesía a Park, Zhang se reunió con el canciller surcoreano, Kim Sung-hwan, e intercambiaron opiniones sobre las maneras de desarrollar aún más las relaciones bilaterales, en un momento en que los nuevos Gobiernos en ambos países se disponen a ponerse en marcha, dijeron los funcionarios de la Cancillería.

Las relaciones entre Seúl y Pekín han hecho progresos desde que establecieron relaciones diplomáticas en 1992, llegando China a superar a los Estados Unidos como el mayor socio comercial de Corea del Sur. Sin embargo, el desacuerdo sobre cómo tratar con Corea del Norte, ha afectado negativamente, a menudo, a sus relaciones.

El lanzamiento de un cohete norcoreano tuvo éxito en poner en órbita un satélite, una sorpresa para la seguridad global, que demostró que la nación provocativa está más cerca de desarrollar misiles balísticos intercontinentales capaces de transportar armas nucleares hasta Estados Unidos.

Seúl, Washington y otros Gobiernos han condenado el lanzamiento del cohete como una prueba encubierta de la tecnología de misiles, que está prohibida en virtud de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, Pyongyang ha afirmado que fue parte de un programa espacial pacífico.

La reunión de este jueves fue la segunda vez que Park se reunió con un enviado especial de las “cuatro potencias”, los países considerados como los más importantes para Corea del Sur -Estados Unidos, China, Japón y Rusia-, desde su victoria en las elecciones presidenciales del 19 de diciembre.

La semana pasada, la presidenta electa se reunió con los enviados especiales del primer ministro japonés, Shinzo Abe.

El subsecretario de Estado estadounidense, Kurt Campbell, tiene previsto hacer una visita de dos días a Seúl, la próxima semana, como jefe de un equipo interinstitucional de funcionarios de alto rango. El diplomático estadounidense también podría hacer una visita a Park, aunque todavía no ha habido ningún anuncio sobre eso.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/01/10/0300000000ASP20130110003400883.HTML

Share Button