Subir

Park dice que presentará iniciativa de ‘paz del Nordeste Asiático’ durante su visita a EE.UU. el próximo mes

Seúl, 24 de abril (Yonhap) — La presidenta surcoreana Park Geun-hye dijo, este miércoles, que presentará su visión para promover la paz en el Nordeste Asiático durante una visita a Estados Unidos, programada para el próximo mes, y Corea del Norte es bienvenida para ser parte de lo que ella llama el “proceso de Seúl”.

La idea básicamente llama a Estados Unidos y muchos países de Asia a mejorar la cooperación en primer lugar en los asuntos no políticos, como el cambio climático, la prevención del terrorismo y la energía atómica antes de la ampliación de la confianza construida en dicha cooperación a otras áreas, dijo.

“Esto está dirigido para resolver la llamada paradoja de Asia, donde la desconfianza y las disputas aumentan entre los países de la región, tales como Corea del Sur, China, Japón y Rusia, en el área de la política y de seguridad, mientras aumenta su interdependencia económica”, dijo Park durante una reunión con los editores de los principales periódicos y emisoras.

Park tiene previsto celebrar su primera cumbre con el presidente de EE.UU., Barack Obama, el 7 de mayo. Durante la visita del 5 al 10 de mayo, también tiene previsto hablar en una sesión conjunta del Congreso de EE.UU. en su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo.

Park abordó una amplia gama de otras cuestiones pendientes, incluidas las tensiones con Corea del Norte, la cumbre con Obama y disputas históricas con Japón, durante la reunión de dos horas que también incluyó a los jefes de redacción de la Agencia de Noticias Yonhap y News Y.

Las tensiones estallaron nuevamente entre Seúl y Tokio después de que ministros del Gabinete y legisladores de Japón realizaran visitas al santuario Yasukuni de Tokio, que honra a los muertos de guerra de Japón, incluyendo a criminales de clase A. El primer ministro japonés Shinzo Abe agregó combustible a la controversia con un comentario, diciendo que desde 1910 hasta 1945 el gobierno colonial de Tokio sobre Corea no puede ser determinado como un acto de agresión.

“Las relaciones entre Corea y Japón son muy importantes en términos de seguridad y economía, pero sería muy difícil (para los dos países) avanzar de forma prospectiva si Japón tiene diferentes percepciones de la historia y hace que las cicatrices del pasado empeoren”, dijo Park.

“Japón debe ir en armonía con la comunidad internacional. Si resulta derechista, sus relaciones con muchos países de Asia se vuelven difíciles, lo que tampoco es deseable para Japón”, dijo. “Les digo este punto a los líderes japoneses”.

En la próxima cumbre con Obama, Park dijo que el tema de Corea del Norte será tratado como una prioridad ya que los dos países deben cooperar estrechamente en las nuevas condiciones de seguridad en el 60º aniversario de su alianza y la desnuclearización de Pyongyang.

Ella dijo que quiere una pronta reanudación del suspendido complejo industrial intercoreano en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, pero se ocupará de la cuestión estrictamente sobre la base de principios, sin ofrecer concesiones a ciegas a la nación comunista.

Park dijo que ella toma el tema Kaesong como una “piedra de toque” para determinar si Corea del Norte es un país previsible.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/04/24/0300000000ASP20130424003300883.HTML

Share Button