Subir

Park gana las elecciones presidenciales y se convierte en la primera mujer presidente

Seúl, 20 de diciembre (Yonhap) — Park Geun-hye, la abanderada del partido gubernamental conservador, Partido Saenuri, se convertirá en la primera mujer presidente de Corea del Sur, después de ganar la carrera presidencial fuertemente reñida.

La Comisión Electoral Nacional (NEC, según sus siglas en inglés) confirmó, en torno a la 1:25 a.m. de este jueves, que Park consiguió los votos necesarios para derrotar a Moon Jae-in, el candidato del principal partido opositor, Partido Democrático Unido (DUP, según sus siglas en inglés), para convertirse en la próxima presidenta del país el 25 de febrero.

Con todos los votos escrutados a las 5:40 a.m., Park tenía el 51,6 por ciento frente al 48 por ciento de Moon. La brecha excedió los 1,08 millones de votos, ganando la presidenta electa 15,77 millones de votos de los 30,72 millones de votos emitidos, en comparación con los 14,69 millones para el aspirante del DUP.

La NEC dijo que, a pesar de una actuación más fuerte de lo esperado de Moon en los baluartes conservadores, tales como Busan y la provincia de Gyeongsang del Sur y de una alta participación del 75,8 por ciento, Park superó a su rival en todas las regiones, con excepción de Seúl y la región de Jeolla. Jeolla siempre ha apoyado a los candidatos liberales y progresistas en las elecciones nacionales. La participación es la más alta alcanzada en las tres elecciones presidenciales celebradas en el siglo XXI. En 2002 y 2007, la participación electoral fue del 70,8 y 63 por ciento, respectivamente.

La diferencia de 3,6 puntos porcentuales entre los dos excedió las predicciones de un sondeo conjunto a pie de urna de las tres emisoras principales del país. La encuesta pronosticó que Park, de 60 años de edad, emergería como la ganadora, con el 50,1 por ciento de los votos, contra el 48,9 por ciento de Moon, una brecha de apenas 1,2 puntos porcentuales.

Su victoria supone la primera vez que un candidato ha ganado más del 50 por ciento de los votos desde que los surcoreanos empezaron a elegir directamente a su jefe del Ejecutivo en 1987.

También es la primera hija de un expresidente en ganar el máximo puesto político del país.

Su padre, el presidente Park Chung-hee, asumió el poder en un golpe militar en 1961 y gobernó el país durante 18 años hasta su magnicidio en 1979. La presidenta electa fungió en calidad de primera dama para su padre durante cinco años después de que su madre, Yook Young-su, fuera muerta a tiros por un magnicida.

La victoria electoral de Park también significa que los conservadores se aferrarán al poder durante cinco años más, lo que puede afectar a la economía, política exterior, postura sobre Corea del Norte y reformas políticas y sociales de Corea del Sur.

Park ha dicho que reforzará la antigua alianza con Estados Unidos, iniciará los diálogos con Corea del Norte para resolver el programa de desarrollo de armas nucleares del país comunista y propugnará reformas políticas drásticas que puedan satisfacer mejor las demandas del pueblo.

Como reflejo de la necesidad de frenar el poder de los grandes conglomerados familiares, se espera que la presidenta recién elegida implemente políticas económicas para hacer cumplir las prácticas comerciales justas, proteger y fomentar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas y estimular la distribución justa de la riqueza.

Park dijo, durante su campaña electoral, que su meta es ayudar al 70 por ciento de los habitantes a convertirse en clase media.

En una ceremonia para celebrar su victoria en el centro de Seúl, Park prometió llevar a cabo sus promesas de campaña electoral, como corresponde a una política que ha sido identificada por su adherencia a los principios y a la credibilidad.

“Me convertiré en una presidenta de los medios vida de los ciudadanos, que cumpla con sus promesas al pueblo y abra una era en donde la gente sea feliz”, dijo Park, que cumplirá 61 años en febrero, en un mitin de partidarios.

“Estas elecciones fueron una victoria de ustedes, la gente”, dijo Park. “Prometí tres cosas principales durante mi campaña: convertirme en una presidenta de los medios de vida del pueblo, una presidenta que cumpla las promesas y una presidenta que logre la gran unidad”.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2012/12/20/0300000000ASP20121220002100883.HTML

Share Button