Subir

Park Geun-hye, la hija del dictador surcoreano que quiere evitar la guerra

La Presidenta surcoreana, que recién asumió el poder en febrero, heredó las tensiones con su vecino del norte, pero ahora tiene que plantar cara a las amenazas más duras y las tensiones más peligrosas de las últimas décadas en la Península Coreana.

Domingo 7 de abril de 2013| por Nación.cl – foto: Archivo

La Presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, de 61 años, ganó las elecciones en diciembre y reciénasumió en febrero y ya está enfrentada a uno de los conflictos más serios de las últimas décadas con su huraño e impredecible vecino del norte.

De tendencia conservadora e hija del antiguo dictador Park Chung-hee (1961-1979), es considerada una política madura con fama de fría pese a su semblante jovial.

DURA HISTORIA FAMILIAR

Park fue moldeada por una historia marcada por la política, las armas y la violencia: sus 2 padres fueron asesinados.

En agosto 1974 Park, de 22 años, se hallaba en Francia tomando clases de posgrado en la Universidad de Grenoble cuando le llegó la noticia de que su madre Yuk había muerto alcanzada por las balas en un intento de asesinato contra el padre y esposo en el interior del Teatro Nacional de Corea en Seúl.

Desde ese día asumió las funciones de primera dama durante un lustro, que coincidió con la época más represiva (en 1975, 8 estudiantes fueron ejecutados por protestar) de la llamada Cuarta República de Corea del Sur.

El 26 de octubre de 1979, en plena refriega interna por una masiva protesta estudiantil que el Gobierno consiguió atajar declarando la ley marcial y el toque de queda en las ciudades de Pusán y Masán, su padre fue asesinado a manos del jefe de los servicios secretos, la KCIA, en el curso de una cena privada en un inmueble secreto en un distrito de Seúl.

LEGADO DE SU PADRE

Durante la campaña presidencial del 2012, defendió el legado de su controvertido padre, cuyas violaciones humanitarias reconoce.

Pero además prometió ser competente para mitigar las inquietudes de sus conciudadanos, tanto en lo económico como sobre las amenazas externas, refiriéndose específicamente a Corea del Norte.

ACERCAMIENTO A EEUU

Una de las primeras cosas que hizo apenas llegó a la Casa Azul fue concertar una visita a Washington para mayo y aseguró “su apoyo total para modernizar nuestra alianza y continuar el esfuerzo para asociarnos en una amplia gama de asuntos regionales y globales”.

Y es que Park sabe que la mejor defensa ante las constantes amenazas de Pyongyang son sus relaciones con Estados Unidos.

De hecho, lo que más inflamó las iras norcoreanas fueron las masivas maniobras militares conjuntas que Washington y Seúl realizaron en marzo, lo que Pyongyang consideró una provocación. Esto, sumado por supuesto a las nuevas sanciones del Consejo de Seguridad por su último ensayo misilístico.

OTRAS TENSIONES

Pero no sólo Norcorea es la preocupación externa de Park. China y Japón también han experimentado en apenas un año sendos cambios de guardia que dan alas al nacionalismo, con un telón de fondo dedisputas territoriales, alardes militares y agravios históricos sin cicatrizar.

Aunque menos peligrosa, se mantiene la tensión con Japón por la disputada soberanía de las islas Dokdo.

Así la nueva Presidenta surcoreana asume el reto de garantizar la seguridad nacional, puesta en riesgo por las provocaciones armamentísticas de Pyongyang, pero intentando, al mismo, tiempo descongelar el diálogo intercoreano, lo que supone flexibilizar la línea dura mantenida por su predecesor de su mismo partido, Lee Myung-bak.

http://www.lanacion.cl/park-geun-hye-la-hija-del-dictador-surcoreano-que-quiere-evitar-la-guerra/noticias/2013-04-05/181821.html

Share Button