Subir

Park pide una disuasión fuerte contra Corea del Norte

Seúl, 2 de abril (Yonhap) — La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, dijo este martes que el desalentar a Corea del Norte de que lance provocaciones mediante una fuerte disuasión diplomática y militar es tan importante como castigar al país comunista después de las provocaciones.

Park hizo la declaración cuando presidió una reunión con los ministros relacionados con los asuntos exteriores y la seguridad, en medio de las amenazas de guerra casi diarias de Corea del Norte, según informó el portavoz presidencial, Yoon Chang-hung.

“A pesar de que es un deber el contraatacar enérgicamente en el caso de provocaciones de Corea del Norte, lo que es igual de importante para nosotros es impedir que Corea del Norte albergue ni siquiera provocaciones, a través de la fuerte disuasión diplomática y militar”, dijo Park durante la reunión, según Yoon.

En las últimas semanas, Corea del Norte ha incrementado considerablemente las tensiones con reiteradas amenazas de guerra, encolerizada por los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos, así como por una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU adoptada en respuesta a su tercera prueba nuclear del 12 de febrero.

Pyongyang anuló el armisticio de la Guerra de Corea y los pactos de no agresión que firmó con Corea del Sur hace décadas y cortó todas las líneas telefónicas directas transfronterizas antes de declarar, la semana pasada, que se encontraba en “estado de guerra”.

El régimen comunista también amenazó con cerrar un parque industrial conjunto en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong.

A pesar de la dura retórica de Corea del Norte, los analistas creen que las posibilidades de que estalle una guerra en la península coreana son extremadamente bajas, ya que el régimen comunista en Pyongyang es bien consciente de que cualquier guerra sería suicida.

Sin embargo, el Ejército de Corea del Sur, con el apoyo de EE.UU., se mantiene en alerta máxima, y sus principales dirigentes prometieron tomar represalias duramente si el país es atacado por el Norte.

El lunes, durante una sesión informativa sobre políticas del Ministerio de Defensa, Park ordenó al Ejército que haga frente con firmeza a cualquier provocación de Corea del Norte “sin consideraciones políticas”, diciendo que ella toma “muy en serio” una serie reciente de medidas y amenazas de guerra de Corea del Norte.

En la reunión de este martes, Park y los máximos funcionarios de seguridad tuvieron discusiones detalladas sobre la situación en Corea del Norte y en el Complejo Industrial de Kaesong, así como sobre las reacciones de la comunidad internacional, la preparación del Ejército y otros asuntos relacionados, dijo Yoon.

Fue la primera reunión de este tipo desde que Park asumió el cargo en febrero. Los participantes incluyeron al jefe de la Oficina de Seguridad Nacional, a los ministros de Defensa y de Unificación y al jefe de la Agencia Nacional de Inteligencia.

El primer vicecanciller asistió también a la reunión, en nombre del ministro de Asuntos Exteriores, quien se encuentra de viaje en Estados Unidos.

Yoon dijo que Park planea organizar ese tipo de reunión de seguridad tan a menudo como sea necesario.

Al inicio de la reunión, Park dijo que habló por teléfono con el presidente de Perú, Ollanta Humala, este mismo día por la mañana, y discutió la cooperación económica y otros temas, diciendo que el país sudamericano siempre ha apoyado la política de Seúl sobre Corea del Norte.

La Guerra de Corea de 1950-53 terminó en una tregua, no con un tratado de paz, dejando a las dos Coreas aún técnicamente en guerra. Cerca de 28.500 soldados estadounidenses están estacionados en Corea del Sur para disuadir las provocaciones norcoreanas.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2013/04/02/0300000000ASP20130402002500883.HTML

Share Button