Subir

Presidenta electa Park destaca la importancia de mantener sus promesas de campaña

Seúl, 26 de diciembre (Yonhap) — La presidenta electa, Park Geun-hye, ha hecho hincapié en la importancia de mantener sus promesas de campaña, que requerirán que se hagan ajustes en el presupuesto del próximo año, dijeron, este miércoles, fuentes del partido gobernante.

Fuentes internas dijeron que Park fue informada por los asesores de que, a fin de satisfacer todas las promesas hechas durante las elecciones presidenciales y la carrera parlamentaria celebrada en abril, es necesario ajustar el presupuesto de 2013, que puede incluir el aumento del dinero destinado a satisfacer las crecientes demandas de bienestar social. También han sugerido que Seúl puede tener que considerar la emisión de bonos del Estado para cubrir los gastos adicionales.

“La presidenta recién electa dejó claro que las promesas deben ser respetadas y llevadas a cabo”, dijo una fuente de alto rango de Saenuri, bajo la condición del anonimato. Él dijo que Park era firme sobre este asunto.

Park, de 60 años de edad, quien asume el cargo el 25 de febrero, es bien conocida por atenerse a los principios y mantener sus promesas.

Otros en el partido dijeron que, aunque Park está comprometida a mantener su palabra, no mencionó la necesidad de la emisión de bonos.

Esta actitud se interpreta como una señal de que Park quiere conseguir dinero extra para cubrir sus promesas, mediante la reducción de los gastos innecesarios o superpuestos, antes de recurrir a medidas que puedan aumentar, en el futuro, la deuda pública y la carga de los contribuyentes.

La emisión de bonos fue planteada por primera vez por el jefe parlamentario de Saenuri, Lee Hahn-koo, la semana pasada, justo después de las elecciones presidenciales del 19 de diciembre. Había demandado que se emitieran hasta 6 billones de wones (5,6 mil millones de dólares) en deudas para cubrir varias promesas hechas por la presidenta electa, relacionadas con la asistencia social y el mercado laboral.

El total refleja los 1,7 billones de wones (1,6 mil millones de dólares) que se necesitan para satisfacer las promesas de bienestar social hechas en las carreras presidenciales y parlamentarias, y los 4,3 billones de wones (4.000 millones de dólares) necesarios para ayudar a las pequeñas y medianas empresas y a los pequeños comerciantes y para resucitar el débil sector inmobiliario del país.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/national/2012/12/26/0300000000ASP20121226001600883.HTML

Share Button