Subir

Se desbaratan las medidas de seguimiento del TLC KORUS debido al proyecto de ley de reorganización gubernamental

Seúl, 7 de marzo (Yonhap) — Corea del Sur y Estados Unidos se enfrentan a dificultades para tomar las medidas de seguimiento de su acuerdo de libre comercio (TLC KORUS), que entró en vigor el año pasado, debido, principalmente, a un retraso en la aprobación por parte del Parlamento surcoreano de un proyecto de ley de reorganización del Gobierno, dijo, este jueves, el Ministerio de Comercio de Seúl.

Los dos aliados implementaron el pacto histórico de libre comercio el 15 de marzo del año pasado, y acordaron celebrar un comité de “zonas de perfeccionamiento pasivo” en la península coreana el día en que se cumpla el primer aniversario de la puesta en práctica.

En virtud del acuerdo, las dos naciones dejan abiertas las puertas para los bienes producidos en la zona industrial intercoreana, en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, para ser tratados como productos realizados por Corea del Sur.

La presidenta, Park Geun-hye, asumió el cargo la semana pasada, pero aún no tiene su propio Gabinete, ya que sus nominaciones ministeriales y su proyecto de ley de reorganización gubernamental se encuentran todavía pendientes en el Parlamento.

En el marco del proyecto de ley propuesto, las funciones de negociación comercial del Ministerio de Asuntos Exteriores se transfieren al Ministerio de Comercio.

“No podemos programar la reunión del Comité debido a un retraso en la aprobación parlamentaria del proyecto de ley de reforma del Gobierno”, dijo un funcionario del Ministerio de Comercio.

Las conversaciones sobre posibles renegociaciones acerca de la llamada controversia entre los inversores y el Estado (ISD, según sus siglas en inglés) en el pacto, también están suspendidas, según el funcionario.

Corea del Sur y EE.UU. han terminado los estudios a nivel de trabajo sobre el tema, pero el Gobierno de Seúl está todavía indeciso sobre si debe hacer una solicitud oficial para renegociar el asunto, debido a un retraso en la aprobación parlamentaria del proyecto de ley de reforma gubernamental.

El mecanismo ISD entre el Gobierno de Seúl y los inversionistas extranjeros ha sido uno de los principales temas peliagudos, ya que algunos políticos surcoreanos dicen que el plan podría socavar la independencia legal de Corea del Sur.

http://spanish.yonhapnews.co.kr/economy/2013/03/07/0600000000ASP20130307000900883.HTML

Share Button