Subir

Seminario: “¿Sobre qué bases debe apoyarse el saber?”

En la segunda sesión del Seminario Historia e Idea de la Universidad, el profesor Aldo Giachetti, expuso el tema “Humanismo, Ciencia Moderna y Universidad”.

El profesor Giachetti, que también es director del Instituto Persona y Cultura, empezó por recordar el objetivo de este seminario, que parte del aspecto histórico de las universidades para profundizar en su esencia y misión como institución, buscando dar continuidad con los diálogos académicos que se realizaron el año pasado en nuestra Casa de Estudios.

Entonces, el presentador nos dice que, para profundizar en el humanismo renascentista y la ciencia moderna, es importante mirar el periodo histórico del siglo XVI hasta XVII. En este momento no hay un cambio de la estructura original de la universidad medieval, pero es esencial preguntarse que es lo que la caracteriza como institución.Según el teólogo inglés John Henry Newman, hay dos aspectos distintivos, el sistema educativo y su modo de enseñanza. En la universidad, el conocimiento enseñado se configura en ciencia en el sentido clásico del término.

Pero, si no hay una modificación estructural en las universidades de esta época, no se puede decir lo mismo de su entorno filosófico, social y político que van a terminar influyendo profundamente en las instituciones de enseñanza. Una gran interrogante empezó por cuestionar la manera tradicional de acercarse al conocimiento: “¿sobre qué bases debe apoyarse el saber?”. Antes, los fundamentos del conocimiento estaban solidamente puestos en la metafísica aristotélica y la Revelación cristiana.

El humanismo renascentista no cuestiona los pilares de la universidad, sino que revitaliza los estudios humanísticos universitarios, retornando a los estudios clásicos desde la lengua latina y griega. Entre los grandes maestros clásicos, la figura de Cicerón será aclamada como modelo por su acento histórico y político, distanciándose de la escolástica y la teología y su excesico carácter abstracto. Pico della Mirandola es un personaje clave del humanismo renascentista debido al ecleticismo de su pensamiento.

El profesor Giaccheti concluyó con una reflexión sobre nuestros tiempos en que podríamos afirmar que estamos en la antípoda del humanismo renascentista. Hoy en día, el hombre se cree capaz de crearse a si mismo ya que no tiene una esencia definida sino solamente existencia. El filósofo contemporáneo alemán Martin Heidegger planteará lo mismo en sus “Cartas sobre el humanismo”, negando la persona y afirmando que el ser humano, en el olvido del ser, es pura libertad esperando el evento del irrumpimiento del ser. A niveles de anti-humanismo parecidos llegará el ecologismo en sus posturas más radicales que rechazan el valor del hombre en si mismo.

Share Button