Subir

TESTIMONIO DE ALUMNOS UGM QUE AYUDARON EN SANTA CRUZ TRAS EL TERREMOTO

Santa Cruz 3

Testimonio de Alfonso Mena, quién junto a Raimundo Urzúa,   y Francisco Rubio, alumnos de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, partieron los primeros días de marzo a ayudar a los damnificados de Santa Cruz y alrededores.

Fue tan fuerte y gratificante la experiencia que van a volver en la Semana Santa

“El haber ido a Santa Cruz y sus alrededores a ayudar fue una mezcla de sentimientos. Por una parte fue duro y triste ver la situación que estaban viviendo cientos de personas. Con sus casas totalmente destruidas, sin alimentación, sin agua, sin nada. Es complicado ver algo así. La desolación es como la que uno ve en las películas de guerra, pero lo diferente es que esto es real. Lo vives y lo sientes.

Por otra parte, me sentí muy regalado. Fue una experiencia de vida increíble. Ver la generosidad y la humildad que tenía la gente era impresionante. Me tocó varias veces ver a familias que lo habían perdido todo, pero que al momento de ofrecerles alimentos o ropa me decían que se lo entregara a alguien que lo necesitara más que ellos. Un gesto maravilloso y humano.  Solidaridad pura. También era lindo ver como los niños estaban siempre sonrientes. Eran ellos los que les alegraban el día a los adultos y les daban más fuerza y esperanza.

Creo que el haber estado seis días en la zona de la catástrofe ha sido una de las cosas más importantes que he hecho en mi vida. El estar en contacto con gente que está sufriendo y escuchar sus penas te hace cuestionarte el rol que estás cumpliendo en la vida y te hace enfrentar de forma distinta a la sociedad.

Si pudiera volver lo haría hoy mismo. Pero no lo puedo hacer porque estudio y trabajo. No ha sido fácil retomar mi vida normal después de lo que me tocó ver y vivir. Siento que es injusto que yo esté aquí en una ciudad en donde no pasó nada grave y saber que a unos cuantos kilómetros hay miles de personas que no tienen un techo o algo para comer. Me encantaría poder estar ayudando en estos momentos. La gente con tal de  ser escuchada es feliz.

Por último, quiero darle las gracias a la Primera Compañía de Bomberos de Santa Cruz. Ellos nos apadrinaron y nos acogieron de una forma increíble.  Creamos lazos de amistad y hermandad. Me siento orgulloso de haber compartido y aprendido de personas como ellos: voluntarios los 365 días del año que se sacrifican por nuestro país. Los chilenos les debemos mucho a los Bomberos”.

Santa Cruz 4

Impresionados ante la magnitud del desastre.

Santa Cruz 2

Entregando agua a los damnificados junto a otros voluntarios.

Santacruz1

Los alumnos UGM junto a los Bomberos de la Primera Compañía de Santa Cruz.

Share Button