Subir

Columna: Tolerancia riesgosa. Patricio Reyes

Patricio-reyesLa carencia de prevención o control de este tipo de actitudes confirma que el respeto a los valores humanos está al límite.

Cuesta entender la actuación de algunos periodistas que, haciendo uso de una “tribuna privilegiada”, se permiten tratar con verdadero desprecio a autoridades o a quienes invisten cargos públicos, sin respeto ni siquiera a su género. En varias situaciones existen casos similares, de quienes emplean el desdén y hasta la ofensa para dirigirse a personas, pero en los medios de comunicación, cuyo alcance es ilimitado, actitudes como estas son más reprochables, ya que se aprovechan de su condición para denostar y crear imágenes que afectan a otros impunemente.

En Chile se ha perdido la consideración a las personas, a instituciones e inclusive a representantes del orden y seguridad públicos, quienes deberían recibir el mayor reconocimiento como servidores, sin el menor respeto a su condición de tales, no obstante que su vida está estrechamente vinculada a resguardar, proteger y mantener la tranquilidad de los ciudadanos. Sin embargo, hay medios que se encargan de echar combustible a la hoguera que muchas veces ellos mismos encienden, y exacerban los ánimos, provocando un incremento en la división que aún existe y que varios, al parecer, se empeñan en multiplicar.

¿Quién se encarga de prevenir o evitar estas acciones irresponsables? ¿Quién puede ayudar a que expresiones o manifestaciones públicas, a cualquier precio, no existan en desprestigio de quienes viven para trabajar por el prójimo?

La carencia de prevención o control de este tipo de actitudes confirma que el respeto a los valores humanos está al límite y esto no es bueno para un país en franco desarrollo y crecimiento económico, donde la mal entendida tolerancia se ha hecho riesgosa.

Patricio Reyes B. 
Profesor Facultad de Economía y Administración 
Universidad Gabriela Mistral
Columna publicada en Diario Estrategia 25/05/2013

Share Button